.
Analistas 09/09/2022

Abusos en los cobros de energía

Miguel Ángel Barreto C.
Senador de la República

¿Hasta cuándo seguirán enriqueciéndose las generadoras de energía eléctrica a costa de los colombianos?

Esta semana se realizará el congreso de Andesco en Cartagena, la asociación donde están afiliadas las empresas de servicios públicos, entre ellas las del servicio eléctrico en Colombia.

El encuentro del sector debe ser una oportunidad para reflexionar y advertir a la política energética de nuestro país sobre los altos costos que pagan los usuarios en el recibo de la luz y las millonarias utilidades que tienen las empresas generadoras de energía eléctrica.

Existen varios cuestionamientos en cuanto a la generación de energía; las empresas de esa parte del sector reportan ganancias por más de $11 billones, utilidades por encima de 40% en los primeros trimestres del año; casi igual a las del sector financiero. Estas multimillonarias ganancias a costa de los colombianos son para reflexionar.

Cuando revisamos la fórmula del cobro de la energía eléctrica en el país, hay que detenerse en los generadores, pues se quedan con 60% de lo que pagan los usuarios en el recibo, cobro recibido principalmente por seis empresas, que controlan el 80% de la canasta energética, ya que poseen 16 millones de usuarios, de los 16,5 millones que son en total en el país.

En el caso de la transmisión, que es el costo de transportar la energía desde el sitio donde se genera hasta las regiones o ciudades, solo dos empresas manejan más del 95%. Y si analizamos la distribución, que es la forma en que llega a los hogares y la comercialización, nos encontramos con la sorpresa que varias empresas están presentes en toda la fórmula. Es decir, ¿quién controla a quién?, y ¿quién le exige a quién?, a la hora de negociar la tarifa y/o el costo de la energía.

Los colombianos debemos pagarles a las empresas generadoras, alrededor de 16% en el recibo de la luz por errores de lectura de los contadores, las manipulaciones fraudulentas y el robo, en otras palabras, las pérdidas que tienen, pero, además, debemos sumar 10% a las restricciones que son el costo para mantener la continuidad del servicio cuando se presentan problemas para transportar la energía eléctrica, una especie de “seguro” por el cual también se cobra.

A ese 26%, se le debe adicionar el porcentaje, que es directamente para la generación de energía eléctrica, cerca de 34%.

Los usuarios pagamos a las empresas generadoras: el servicio, los riesgos y las pérdidas. ¡Ganan por punta y punta!

Son muchas dudas: ¿Cuándo tendrán los usuarios beneficios reales en las tarifas que pagan? ¿Qué pasa con la empresa XM, encargada de operar el sistema interconectado nacional (16 millones de usuarios), y administrar el mercado de energía mayorista? ¿De quién depende XM? ¿Cuál es su labor real? ¿Quién la vigila? ¿Por qué el Gobierno no ha tomado cartas en el asunto?

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA