Analistas

Clubs de fans

GUARDAR

Todos tuvimos una persona a quien admirábamos, nuestro hermano mayor, el vecino, la chica ‘cool’ del curso de arriba, una celebridad… queríamos saberlo todo de su vida, nos encantaba su estilo y sus historias. Hoy en día esos ídolos aún existen, pero ahora tienen el título de influenciadores y son un fenómeno que ha transformado el mercadeo.

Las redes sociales han abierto un universo en el que las marcas pueden comunicarse directamente con los consumidores, transmitirles sus valores y verse más humanas.

Los influenciadores son personajes que cuentan con gran número de seguidores y con un post pueden catapultar productos a la fama. Se han convertido en una herramienta de comunicación importante restándole presupuesto a la pauta en medios tradicionales y otras actividades de mercadeo.

Hay diferentes categorías de influenciadores, los de mayor repercusión son las celebridades o farándula que son también ampliamente reconocidos fuera de las redes.

Ejemplos de estas son actores, cantantes y deportistas de alto nivel. La más prominente de estos es la menor de las Kardashian-Jenner, Kylie, quien cobra US$1 millón por post, seguida por el futbolista Cristiano Ronaldo.

El costo que cobran estas por post tiene en cuenta el ‘engagement’, la frecuencia de sus publicaciones y el número de seguidores. En Colombia la lista la encabezan Shakira, con 52 millones de seguidores, James Rodríguez, con casi 40 millones y Maluma, con 35 millones. James, por ejemplo, cobra US$398.049 por post.

Los que yo llamo súper influenciadores son aquellos cuya fama es debida a las redes sociales. Camila Coelho con unos modestos 7,4 millones de seguidores es hoy en día es una de las caras más reconocidas dentro del mundo de la belleza y de la moda.

Los súper influenciadores pueden llegar a convertirse en celebridades gracias a las plataformas digitales. El matrimonio de la italiana Chiara Ferragni con el cantante Fedez generó un impacto mediático de US$36 millones y 67 millones de interacciones.

El numeral #TheFerragnez, produjo un impacto en redes de 15% para Dior, 8% por encima del alcanzado por Megan Markle para Givenchy el día de su boda con el Príncipe Harry.

Los influenciadores cuentan con cientos de miles de seguidores, tal vez no son considerados celebridades y sin embargo son extremadamente conocidos localmente y líderes inspiradores dentro de su ámbito.

A principio de 2017 se reportó que en Colombia los influenciadores pueden llegar a ganar hasta US$20.000 por una campaña. Y para quienes apenas están empezando y han tenido cierto éxito se puede hablar de un ingreso anual de mínimo $140 millones.

Hay también los llamados micro-influenciadores, con más de 2.000 seguidores y más de 500 likes por foto. Su audiencia, si bien más pequeña tiende a ser claramente definida lo que permite diseñar iniciativas virales. En 2017, la marca de ropa Fashion Nova identificó a los micro-influenciadores entre sus seguidores e implementó una estrategia que la convirtió en la marca de crecimiento más rápido en el mundo, con una presencia en redes mayor a la de H&M y Zara.

Se estima que en 2018, 79% quienes toman las decisiones de mercadeo invertirán en mercadeo de influenciadores. Lo cierto es que no hay reglas en estos temas, apenas estamos escribiendo la historia.

Se debe ser generador de contenido diferenciado. Campañas con influenciadores pueden ser maravillosas siempre y cuando sean relevantes, auténticas y coherentes con la marca.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés