Analistas

Fuera de la lista roja

GUARDAR

María Claudia Lacouture

El turismo sigue mostrando que su crecimiento está para quedarse en Colombia y generar más ingresos para el país. Ya estamos en las principales revistas y medios de turismo como un destino que no puede faltar para visitar. En los primeros cuatro meses de 2019, la llegada de extranjeros por modo aéreo tuvo un crecimiento de 5,4% y el porcentaje de los provenientes desde EE.UU. aumentó 15,8% y el de británicos, 8,8%.

Parte de este éxito ha sido el logro de salir de las “listas rojas” sobre advertencias de viajes de los principales emisores de turistas, y ello gracias a la confianza que se ha logrado por el proceso de paz y a la mejora en conectividad, la inversión y la promoción en la última década.

Un informe de ProColombia sobre advertencias emitidas por catorce países, que incluyen a EE.UU., Gran Bretaña, Alemania, Canadá y Japón, entre otros, muestra cómo en los últimos cinco años las expresiones sobre Colombia se han venido “suavizando” y se eliminaron objeciones y sugerencias, con reconocimiento a los avances en seguridad.

En el caso estadounidense, ya desde 2018 Colombia está en el nivel 2, que en la escala de 1 al 4, significa que los viajeros deben tener precauciones ante riesgos específicos y en particular en ciertas regiones del país. Para entender esta escala, en el nivel 4 la indicación es “no viajar” (en donde están países como Irán). En el nivel 2 están también Francia, Alemania e Italia, por poner un ejemplo.

El documento muestra cómo dentro de las ciudades más peligrosas del mundo no se encuentran Bogotá, Medellín o Cartagena, mientras que algunas ciudades de Estados Unidos como Nueva Orleans, Baltimore o Detroit, sí figuran en el listado. Eso quiere decir que, para medir la inseguridad, el simple hecho de la nacionalidad dejó de ser un indicador determinante.

Al revisar el caso de Japón, en la actualización que hicieron en el primer semestre de 2019 a sus advertencias de viaje, eliminaron de la lista de lugares para evitar a Putumayo, Meta, Caquetá y Guaviare. Si se mira el documento de Canadá, se aprecia una evolución entre las estrictas recomendaciones para no viajar a la mayor parte del país en 2016, a hacerlo con la mayor precaución posible. Algo similar señala el Reino Unido, en donde con excepciones puntuales, se lee la frase “la mayoría de visitas a Colombia no tienen problemas”.

Se trata de un avance muy importante para Colombia, permite fortalecer la promoción, mostrar las experiencias turísticas que ofrecemos e interesan a los turistas que buscan nuevas experiencias y no conocen nuestro país: se despejó una nube que no dejaba ver lo que realmente tenemos para ofrecer en turismo.

La mejoría en la percepción es un indicador de gran importancia a la hora de las decisiones de inversión extranjera y también para el turismo internacional que viene creciendo de forma importante en los últimos meses. Aún se puede mejorar más, para ello es importante rodear el trabajo de nuestras fuerzas en seguridad, fortalecer el proceso de paz y respaldar la institucionalidad.

Al tiempo que a nivel internacional se despejan las nubes, algunos sectores del país concentran sus discusiones particulares en revolver lo malo y lo feo, en quejas y discusiones que dejan la sensación de que estamos estancados o vamos de mal en peor. No seamos nosotros mismos los aguafiestas. Como dice el refrán español, “nubes cruzadas, o nieve o agua”.

Más columnas de este autor
LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés