.
Analistas 20/04/2021

Las Cajas asumimos el desafío del covid

El sistema de salud colombiano ha contado con las cajas de compensación como grandes aliados para la atención de la población contagiada con el virus del covid-19 y los hechos son contundentes.

Según datos oficiales recientes, más de 50% de las personas diagnosticadas, lo que equivale a más de 1.250.349 usuarios, ha recibido servicios de aseguramiento, prestación y gestión farmacéutica.

Pero más allá de las cifras, ¿qué significa esto para un sistema de salud que ya afrontaba importantes desafíos antes de la pandemia?

Significa que en el momento en el que la demanda de atención ha sido masiva y urgente, las cajas de compensación han sido un actor eficiente y relevante, pues nos adaptamos rápidamente a las necesidades de los usuarios, lo que nos obligó a acelerar los procesos de transformación digital para aumentar su capacidad.

Así lo planteó la Dra. Adriana Guillen, presidenta de Asocajas, al informar que pusimos a disposición del Gobierno Nacional y de los colombianos toda la infraestructura de las Cajas y su experiencia no solo en la atención de los pacientes con sospecha o diagnóstico de covid-19, sino también al servicio del Plan Nacional de Vacunación.

A fecha reciente, se realizaron 1.477.104 pruebas PCR; más de 1.847.110 consultas telefónicas; 318.848 consultas a través de canales virtuales; además de 999.420 visitas domiciliarias, y 133.035 pruebas rápidas para detección del virus.

En el entendido de que la vacunación será una pieza fundamental para lograr la salud, el bienestar de los colombianos y la tan anhelada reactivación económica, las Cajas de compensación hemos fortalecido nuestros centros para apoyar las diferentes fases de implementación.

Es así como, tras una gestión maratónica, hoy el país cuenta con 109 puntos de vacunación ubicados en 15 departamentos, y se habilitaron transitoriamente once puntos más en cinco departamentos adicionales.

De estos puntos, 18 son de Cafam. Esto no solo revela la capacidad de reacción y respuesta de las Cajas de compensación, sino su profundo compromiso con Colombia y su gente, en medio de la emergencia sanitaria que estamos afrontando y que ha impactado todos los aspectos de la vida de los usuarios y afiliados, pero también de todo tipo de empresas, pequeñas, medianas y grandes.

Sin embargo, no lo hemos hecho solos. Tenemos un equipo de mujeres y hombres que desde sus distintos campos de acción ha realizado enormes sacrificios para brindar la mejor atención a los colombianos, lo que nos llena de un orgullo infinito y del profundo optimismo por estar en las mejores manos.

La deuda de gratitud de todos los colombianos con los “héroes de la pandemia” será perenne. Médicos, enfermeras, auxiliares, camilleros, personal administrativo, conductores y asistentes de ambulancias, todos ellos merecen sitiales de honor, junto a sus familias que han demostrado también una solidaridad sin precedentes.

Como diría el exprimer ministro inglés, Winston Churchill, “nunca tantos debieron tanto a tan pocos”.

Aprovecho para honrar la memoria de quienes han partido de este mundo en el sagrado cumplimiento del deber. ¡Paz en sus tumbas!

Las Cajas de compensación seguiremos trabajando con responsabilidad, altísima calidad técnica y humana y sentido social para que el país pueda avanzar en el Plan Nacional de Vacunación y salir adelante entre todos.

Los colombianos hemos aprendido lecciones en estos meses de incertidumbre y desazón y son ellas las que nos permitirán superar las dificultades y entregar un cada vez mejor al servicio a los trabajadores y sus familias.

Seremos las primeras en aportar a la reconstrucción del tejido social de nuestro país pues como el propio gobierno lo reconoce, somos el brazo social del Estado.