.
Tribuna Empresarial 21/12/2020

No hay mejor oportunidad que una buena crisis

Leopoldo Romero
CEO de Chevy Plan

El 2020 no sólo pasará a la historia por la pandemia del covid-19, sino también porque ha obligado a las empresas a generar una capacidad de adaptación orientada a mejorar procesos, acelerar decisiones y desplegar tácticas disruptivas que les permitieran afrontar una situación para la que nadie estaba preparado. Adicionalmente, nos ha demostrado la importancia de nuevas formas de liderazgo, con más enfoque en la actitud colaborativa, la motivación y la inclusión, evidenciando la necesidad de contar con más líderes transformacionales que propicien cambios importantes dentro de la cultura organizacional de sus compañías y de esta manera fomentar la sostenibilidad de nuevas formas de generar valor.

El liderazgo transformacional es una corriente de pensamiento originada con James MacGregor Burns y desarrollada años más tarde por Bernard M. Bass, la cual es viable cuando los líderes de las compañías y los empleados trabajan juntos en sintonía para alcanzar un nivel superior de motivación y resultados.

En el caso de ChevyPlan, una empresa colombiana que ha cumplido 25 años al servicio de los colombianos, esto nos ayudó a generar capacidad de adaptación para hacer los ajustes convenientes con mayor velocidad y no ser una empresa a la que le cuesta tomar decisiones.

Aceleramos la intervención de todos aquellos procesos que generaban fricción a nuestros clientes o suponían un desgaste innecesario de tiempo, capacidades y recursos, sin impactar de manera relevante en una experiencia positiva para ellos, esto nos permitió acercarnos más y de una mejor forma a nuestra comunidad fortaleciendo nuestra propuesta de valor de manera asertiva, simple y transparente.

Estos resultados han sido producto de una estrategia que nos permitió dar mayor relevancia al cliente y a la comunidad. Esa es la primera gran noticia, una empresa que, gracias a la disposición, valores empresariales aplicados y cultura de servicio arraigadas en sus colaboradores, en ningún momento se dejó impactar por la incertidumbre de la pandemia y pudo desarrollar muy rápidamente tácticas para mantener el recaudo de las cuotas de ahorro que benefician a la comunidad por permitir contar con los recursos para cumplir el sueño de entregar cada vez más vehículos Chevrolet a nuestros ahorradores.

También resolvimos acelerar decisiones claves para ser más eficientes logrando mejorar importantes variables sin tener que afectar el negocio y a nuestra gente, siendo más racionales, cuestionando nuestros procesos y las formas en que los hacemos.

Hemos sido una compañía con una clara visión de cómo ser relevantes en el futuro inmediato sin tener que sacrificar por efecto de la pandemia nuestra propuesta de valor enfocada en el ahorro solidario, el concepto de comunidad y la movilidad. Nunca dejamos de creer para crear y crecer con convencimiento de la responsabilidad que tenemos con nuestra comunidad, nuestros colaboradores y nuestros accionistas. Usamos todas las herramientas disponibles para hacer realidad la transformación digital a través de una cultura de adaptación, gracias al trabajo y el liderazgo de los equipos que en situaciones como estas han encontrado maneras de hacer mejor y con mayor impacto su trabajo.

Es importante hacerse las preguntas adecuadas para hacer los cambios convenientes. Cuando creas una cultura desde el cuestionamiento, de analizar el rol del usuario, empiezan a pasar cosas maravillosas y eso es lo que hemos notado en ChevyPlan, al poner al cliente como nuestra razón de ser y honrarlo con cada tarea, acción, proceso y gestión que realizamos.

Nuestros líderes han ejercido con determinación un liderazgo transformacional reconociendo que, siendo más entusiastas, apasionados, conscientes de las necesidades puntuales de sus colaboradores, actuando con sentido ético y de empatía, se logran resultados extraordinarios con vocación de volverse permanentes.

La empatía se vuelve clave en momentos como estos, las situaciones difíciles se resuelven involucrando a las personas y brindando condiciones donde realmente se puedan tomar decisiones por convencimiento y no por orden.

Reitero, no hay mejor oportunidad que una buena crisis. Todo lo que vivimos durante 2020 nos llevó a acelerar la toma de decisiones que en otras condiciones probablemente nos hubiera costado más. Nos obligó a desplegar con agilidad y flexibilidad acciones definitivas para responderle a nuestros clientes en momentos de incertidumbre, darles soluciones reales y posicionarnos como una alternativa relevante frente a la necesidad de adquirir un vehículo a través del sistema de ahorro programado.

*CEO de ChevyPlan