.
Analistas 17/08/2019

Sin temor a repeticiones en TV

Leonardo Gómez Jiménez
Profesor de Medios Digitales

El televidente colombiano siempre le ha temido a las repeticiones en TV, aunque sea una práctica común en otros mercados, e incluso entre los consumidores más jóvenes que no ven TV sino plataformas digitales.

En Estados Unidos en verano que baja la audiencia, repiten temporadas mientras llega otoño y los estrenos.

Hay quejas por la retransmisión de “Yo soy Betty la Fea” y “Lady”. Pero resulta que estas dos están liderando el rating en Colombia. ¿Quién iba a pensar que una telenovela de hace 20 años rescataría la audiencia de RCN que el año pasado llegó a vergonzosos picos de audiencia por debajo del Canal Uno?

El cerebro humano es perezoso por naturaleza y le gusta sentirse inteligente. Parte del éxito de “El Chavo” es que es predecible. El televidente sabe perfectamente qué va a pasar y eso le otorga cierto poder sobre la historia. Cada capítulo de El Chavo es en sí mismo una repetición.

Los niños pueden consumir tres veces seguidas al día su película favorita de Disney y repiten los diálogos porque eso los hace sentirse poderosos. Crecemos y ese niño interno ama ver Betty la Fea una y otra vez. A eso sumémosle la tendencia de nostalgia por todo lo que ocurrió antes de vivir pegados al celular, de 2010 hacia atrás.

Hoy los canales de TV le apuestan a lo seguro y cada vez será más difícil que se arriesguen con un formato desconocido. Por eso cada vez veremos más cerca las temporadas de “Yo me llamo” o de “La Voz”. No alcanza a hacerse famoso el ganador de una temporada cuando ya estamos viendo las audiciones de la otra. Y preparémonos porque con la TDT seguro veremos “Desafío” ya no una hora diaria sino en un canal digital 24 horas. Una serie diferente, bien actuada, con humor y buenos personajes como “El man es Germán” cae en rating cada semana. Es riesgoso apostarle a lo diferente, y eso que esta marca ya la conocían los jóvenes, pero hoy están en Netflix.

Los jóvenes de 20 años no tienen el hábito de ver TV nacional. Para ellos nunca existió Caracol ni RCN. Nacieron con Disney XD, pasaron a Disney Channel, a Nick, a MTV, a Warner y de ahí saltaron a Netflix. Las repeticiones son algo natural para ellos. En los canales de TV paga repetían su serie favorita cuatro veces al día y ahora ven a la carta series propias de Netflix y ahí mismo se están repitiendo Hannah Montana de 2005. Y los menores de 10 se saltaron por completo los canales de cable y la TV pues empezaron directamente con YouTube

Los viejitos mayores de 35 todavía vemos TV y nos sentimos cómodos con lo seguro, lo que ya conocemos. Lo preocupante es que estos viejitos ya nos estamos yendo de este mundo y para las nuevas generaciones, la TV es cero relevante. Su primera dama no es doña Gloria Valencia, es la Yuya con su repelente voz… ¡Háganme el favor!… Me preocupa el futuro de nuestra TV. Pero mientras me preocupo, aprovechemos que los niños no ven TV y pidámosle a RTI que solucione el lío con los derechos de sus clásicos para ver “En Cuerpo Ajeno” y “La Abuela” en Canal 1, en vez de tanta basura turca. RCN: tráenos Te Quiero Pecas, Momposina y Las Juanas. Caracol: deléitanos con Música Maestro, Pero sigo siendo el Rey y Leche.