Analistas

Amazon cada vez más cerca de Colombia

GUARDAR

Sin tener plena presencia en el mercado local, Amazon ya vende 10% del total de libros digitales en Colombia, seguido de Apple con 9% y Google con 6%. Las librerías independientes se llevan 75% del mercado.

La llegada de Amazon a Colombia será el motor clave para que despegue de una vez por todas el comercio electrónico y la publicación de contenidos independientes. Amazon lo quiere todo: desde surtirle automáticamente la nevera sin que usted se moleste en hacer un pedido, hasta proveerle todo el contenido de entretenimiento que usted consume: libros, revistas, series y películas.

Son US$4.000 millones los que destinó el año pasado para producir contenidos audiovisuales independientes, tratando así de conquistar el espíritu rebelde de los Millennials incomprendidos y creativos que tienen historias increíbles que contar y que nadie se las compra.

Desde 2012 anunció su llegada al mercado colombiano. Pero lo ha hecho paso a paso. Sin afanes. Se ha hecho esperar como las grandes divas. Primero instaló su plataforma en la nube Amazon Web Services el año pasado, y ahora anuncia la apertura de su primera oficina de servicio al cliente en Bogotá. Esto le representa al país 400 nuevos puestos de trabajo. Desde aquí se atenderán clientes en español, inglés y portugués, sin duda una muestra de credibilidad en la estabilidad económica del país, en el favorable clima de inversión extranjera y un espaldarazo al nuevo gobierno.

El modelo Amazon elimina los intermediarios tradicionales como el editor, el impresor y el librero distribuidor que resultan para muchos, un obstáculo para publicar un libro. También acaba con los intermediarios de grandes superficies que impiden la distribución en sus tiendas, de los productos que no hagan parte de su limitada lista de proveedores. Amazon les distribuye a todos y para todos, simplifica la negociación de productos y contenidos, y además los pone a disposición del mercado global, cosa que no ocurre con los distribuidores locales.

Amazon más allá de ser el monstruo del comercio electrónico que ha puesto a temblar al comercio tradicional norteamericano, es un enorme promotor de nuevos autores de libros. Constantemente hace concursos para descubrir talentos que tal vez no sean visibles para las editoriales tradicionales. Solo participar en sus convocatorias, así no se gane, hace más visible al autor y sus obras en los resultados de búsqueda.

La compañía financia la producción de series, películas y libros, contribuyendo a la autopublicación: 40 de cada 100 títulos de su catálogo son de creativos independientes. Una acción que le cae de perlas al actual gobierno que tiene como promesa impulsar la Economía Naranja, o las industrias creativas. Ya se pueden adivinar concursos y alianzas Gobierno-Amazon para estimular la producción y distribución global de contenidos. Excelente noticia.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés