Analistas

No todo debe estar en los medios

GUARDAR

Juan Manuel Nieves R.

Fue noticia esta semana las declaraciones de medicina legal en la muerte del joven Dilan, a manos de un miembro de la Esmad; un informe pericial de estos debe ser presentado al proceso penal y según las distintas valoraciones de las pruebas, será un juez quien dictamine si fue un asesinato, si hubo dolo o culpa. Pero en el informe a los medios de comunicación, medicina legal leyó lo que pareciera un veredicto.

Los medios de comunicación han revolucionado la forma en que las personas se comunican. Hasta los años 60 la radio y el periódico formaban las opiniones de las personas; el nacimiento de la televisión hizo que las imágenes se volvieran relevantes y poco a poco se volviera el método de comunicación preferido; dicha manera de entretenerse fue usada en política para realizar campañas y sobre todo para dirigirse a sus ciudadanos los mandatarios electos.

La profesión del periodismo realizó una evolución similar con la televisión; del entrenamiento empírico se pasó a tener una carrera profesional y hasta maestrías especializadas en el campo. La relevancia en el ejercicio profesional y la importancia en los medios los ha llevado a que otras profesiones terminen debatiendo sus asuntos en dicha palestra pública; unas veces por afán de protagonismo y otras simplemente por presión, jueces, magistrados, ministros y hasta técnicos forenses, terminan en los medios de comunicación explicando su trabajo, muchas veces antes que en los lugares donde realmente tienen obligación de hacerlo.

En Colombia los medios de comunicación que mayor facturación tienen son: Caracol TV, RCN televisión, El Tiempo, Caracol Radio y RCN radio;, entre las cinco compañías facturan más de $1,9 billones; aun así, estos cinco medios tradicionales presentan un ingreso menor que los años anteriores y algunos de ellos tienen pérdidas millonarias, por lo cual sus contenidos buscan ser más variados y algunos más agresivos. El país tiene uno de los crecimientos más grandes en consumo de redes sociales del mundo, ocupa el puesto 14; según el MinTic hay cerca de 15 millones de usuarios en Facebook y un poco más de seis millones en Twitter. El crecimiento de redes permite a los usuarios tener otras fuentes de información y así formar su propio criterio; si bien mucha información que circula es falsa, las personas con dicho consumo tienen ahora diversas formas de entretenimiento y de conocimiento, lo cual conlleva a que consumen menos los medios tradicionales.

Es innegable la importancia de los medios en la sociedad actual; sin embargo, las profesiones deben aprender de nuevo a tener dignidad en las mismas y volver a cumplir con sus deberes sin salir a rendir declaraciones en los medios; una buena sentencia es mejor para el país que una buena rueda de prensa; así, con seriedad, se formará un mejor criterio para toda la sociedad y los propios medios tendrán mayor calidad en su contenido para que hagan frente a tanta noticia ligera de las redes.

Más columnas de este autor
LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés