Analistas

Emprender antes de los 30

GUARDAR

Charlando con un amigo empresario, contó muchas de las dificultades que tiene un emprendedor en Colombia. Hacer empresa es difícil, la carga impositiva es alta y aprender a vivir varios meses de solo promesas, es algo que se aprende con el tiempo.

Debido a ello, sentenció que era muy complicado hacer empresa después de los 30 años, puesto que una persona se acostumbraba a devengar un sueldo, y forma un estilo de vida en torno a él; abandonarlo de un momento a otro es una opción para valientes.

Según el informe Global Entrepeneurship Monitor (GEM), Colombia es el país con mayor tasa de emprendimiento de Latinoamérica y el tercero a nivel mundial. Si bien la cifra parece esperanzadora, al analizar los datos se encuentra que la mayor parte del emprendimiento se encuentra en el sector terciario; las tecnologías que se utilizan están rezagadas y casi 60% permanece en la ilegalidad. El país con mayor tasa de emprendimiento efectivo es Estados Unidos seguido de Suiza y Canadá.

Un país como Estados Unidos tarda en promedio cinco años en hacer una empresa exitosa; la facilidad legal, el apoyo a los nuevos emprendimientos y la facilidad de comerciar con los demás países lo hace el país óptimo para que crezca una nueva idea. Así existe un capital permanente que invierte en la creación de empresa, fruto del propio sector privado que se motiva por hacer nuevos negocios.

Los empresarios para un país, son lo más parecido al Atlas que carga al mundo tras de sí, como lo pinta Ayn Rand; en ellos descansa la producción de riqueza, empleo y servicios con los cuales un país logra salir de la pobreza, no es el Estado con su provisión de servicios el que saca una población de la miseria como erróneamente creen muchos; es la iniciativa privada la que jalona el total de la economía mediante un sinnúmero de emprendedores, que decidieron dejar de lado su comodidad y trataron de sacar adelante un sueño que conllevó muchos fracasos; y es que esta es otra característica del emprendedor, son muy pocos los que no han quebrado en el camino y también son muy pocos los que puedan estar tranquilos frente a la situación de su empresa; bien decía un viejo empresario de Colombia: “llevo 75 años manejando mi negocio y nunca he tenido un año fácil”.

Un gobierno debería facilitar las condiciones para que la iniciativa privada surja, y ello conlleva facilitar los trámites y recortar impuestos. La eliminación del empresario por medio de expropiaciones, gravámenes y controles, termina llevando al rezago y con él a las filas y al hambre, porque el empresario si bien emprende por un sueño, va también detrás de una ganancia y si un gobierno no se lo permite, sencillamente cierra.

El próximo domingo hay elecciones presidenciales; evaluemos bien por quién votar puesto que hay algunos candidatos que ven al emprendedor como la vaquita que se debe cuidar, pero hay otros que sencillamente lo ven: como la carne que hay que sacrificar para repartir.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés