Analistas

Pronto tendremos el COP21

GUARDAR

La Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (Unfccc por su sigla en inglés) fue adoptada en 1992 en el marco de la cumbre de Río y a la fecha cuenta con 195 estados parte. La Convención tiene un Protocolo, el de Kioto, con 192 estados partes, en virtud del cual los países desarrollados que lo ratifiquen se comprometen con metas de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero. Es de señalar que Estados Unidos no ha ratificado este Protocolo. La Conferencia de las Partes, denominada COP, es el órgano supremo de toma de decisiones bajo la Convención y se reúne cada año desde 1995. En diciembre próximo se celebrará su vigésimo primera reunión en París, es decir se viene la COP 21.

La conformación de los grupos de negociación se define por el tipo de países y su vulnerabilidad ante el Cambio Climático. Un primer grupo llamado G77 + China, incluye los países no desarrollados. Este grupo tiene a Colombia, los otros países de América Latina y el Caribe, los africanos y los asiáticos. Hoy en total son 133 países pero se mantuvo el nombre. Dentro del G77 está el grupo de 40 islas llamado Sids, las que tienen el mayor riesgo de desaparecer ante los efectos del cambio climático. Hay otro subgrupo del G77 que se denomina los menos desarrollados, 48 países con escasos recursos económicos para mitigar el cambio climático. El grupo de la Unión Europea negocia de manera conjunta. Hay una coalición de países de diferentes continentes denominado el “grupo sombrilla”, integrado por Estados Unidos, Australia, Canadá, Japón, Nueva Zelanda, Kazajistán, Noruega, Rusia y Ucrania. También aparece la Opep y uno reciente, el Grupo de Integridad Ambiental (EIG), que se formó en 2000 con México, Leichentein, Mónaco, República de Corea y Suiza. Cabe anotar que México no está en el G77. 

Se desarrollan otros grupos puntuales para efectos de negociaciones muy detalladas. Previo al Cop15 que se desarrolló en Copenhague, hay que decir que Colombia y el Reino Unido buscaron acelerar las negociaciones y propusieron un reunión de estados miembros de los diferentes grupos en Cartagena en 2009. España y Reino Unido ayudaron a financiar la reunión, y Colombia, en un grupo liderado por el ministro de Ambiente, Carlos Costa, con el apoyo del canciller, Jaime Bermúdez y el presidente, Álvaro Uribe, impulsaron un nuevo grupo llamado el “Cartagena Dialogue”, que buscaba que las negociaciones se desentrabaran, que hubiera decisiones efectivas. Hoy el grupo se sigue reuniendo y el número de países fluctúa entre 30 y 40. 

Una de las consecuencias del Cartagena Dialogue, es el “Informe Stern” de 2006 sobre la economía del cambio climático, un documento de 700 páginas sobre el impacto del cambio climático sobre la economía mundial. Elaborado por el economista Sir Nicholas Stern por encargo del gobierno del Reino Unido, le advierte a los países y a las grandes multinacionales que esto al final es un tema de plata, lo que no se invierta en cambio climático ahora nos va a salir caro a todos en el largo plazo. El caso Alemania con el escándalo de Volkswagen, debilita la posición de la Unión Europea, por ejemplo. 

Colombia, que apenas produce 0,37 de las emisiones en el mundo, sufrirá las consecuencias más allá de su responsabilidad en la producción. Hay que reconocer que todos los gobiernos de los últimos veinte años le han dado la importancia a estas negociaciones y siempre nuestro país envía a las COP a un gran equipo de expertos, con posiciones políticas fuertes para llegar primero al G77 y luego a la Convención total. El presidente Santos y su equipo negociador van a París al COP21 a implorarle al mundo que necesitamos preservar nuestra biodiversidad. Lo más importante que se ve a negociar es la posibilidad de reducir la meta de 2 grados a 1,5 grados Centígrados como objetivo máximo de aumento de temperatura global. Colombia será protagonista nuevamente en la negociación. Ojalá se consigan los resultados.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés