Analistas

Chi Chi Chi Le Le Le

Con la llegada de la firma chilena Cencosud a Colombia y la compra de 72 hipermercados y 16 tiendas de Carrefour, continúan llegando a nuestro país importantes inversiones del cono sur. La transacción, por valor aproximado de US$2.600 millones, según Horst Paulmann, presidente de ese grupo empresarial, “es uno de los negocios más importantes del año” en la región. Sorprendió a los analistas pues se esperaba la entrada a nuestro país de Wal-Mart pero los chilenos, en un viaje “express” a Paris concretaron la negociación en menos de una semana.

Gracias a las oportunidades de inversión que existen en la región, los empresarios chilenos que buscan extender sus operaciones fuera de su pais han optado por dirigir la mayor parte de su inversión hacia Perú, Colombia, Argentina y Brasil. En este contexto, Colombia se viene posicionando como uno de sus principales destinos de inversión chilena, logrando en el 2011 la cifra record de US$583 millones, un registro que supera en más de 9 veces el total acumulado entre 2000 y 2006. Ahora con US$2,600 millones en una sola transacción podríamos decir que nuestro país le abrió la puerta a los inversionistas australes en grande. El anuncio de un inicio de negociaciones del Gobierno Nacional con la guerrilla ha aumentado el interés de los inversionistas no solo de Chile sino de todos los continentes.

Según análisis realizados por el área de Inteligencia de Mercados de la firma Invest in Bogota, entre los principales determinantes de inversión que una empresa chilena tiene al momento de tomar sus decisiones de inversión se encuentran: el potencial de crecimiento del mercado domestico, la proximidad a mercados o clientes y las regulaciones o clima de negocios. Después de España, Chile se posicionó por primera vez como la segunda economía con mayores registros de inversión extranjera en Bogotá, desplazando a Estados Unidos. En el 2011, la participación de los registros de inversión chilena en el total de los registros de inversión de la ciudad alcanzó niveles record.

En este sentido, Colombia y en particular Bogotá, son considerados cada vez más, como destino ideal para materializar nuevas inversiones, desarrollar proyectos productivos o realizar fusiones y adquisiciones. Condiciones favorables como la fortaleza y dinamismo de su economía, disponibilidad de recurso humano calificado, la posibilidad de atender mercados más amplios y la existencia de un entorno para los negocios pro-inversión están favoreciendo la llegada de nuevos capitales a la ciudad

Desde el 2000, la mayoría de proyectos de inversión “greenfield” provenientes de Chile se han concentrado en los segmentos de servicios financieros y productos de consumo. Se destacan también algunos proyectos en servicios asociados a la industria de Tecnologías de la Información y desarrollo de software, así como comunicaciones.

Aparte de Cencosud, entre las empresas chilenas que más han invertido en la última década y que han centrado su actividad económica en Bogotá y Cundinamarca se encuentran: Grupo GTD con un monto estimado de US$208 millones; Fallabela y Banco Fallabela con más de US$134 millones; y otras empresas como La Polar, CMPC y Sodimac (los dueños de Homecenter). Se estima que desde enero de 2000 a junio de 2012, las inversiones de Chile en Colombia han generado cerca de 13.150 empleos, aunque la cifra puede ser muy superior con la reciente transacción de Carrefour. A nivel nacional se puede destacar la compra de la aerolínea LAN y en los próximos 5 años se tiene presupuestado que la constructora y administradora de centros comerciales Parque Arauco, llegue a ciudades como Cali, Medellín, Bogotá, y Barranquilla para desarrollar su plan de expansión en Colombia, para el cual tiene previsto un plan de inversión importante para competir en el segmento de Centros Comerciales.

Ñapa: Los usuarios de telefonía móvil van a poder denunciar los sitios del pais donde haya mala calidad de servicio de su operador usando un aplicativo llamado mymobilecoverage. La CRC y el MINTIC van a obligar a los operadores a devolverle el dinero a los usuarios en los casos de baja calidad de servicio. La iniciativa busca que los operadores prefieran invertir en la red a tener que devolver dinero a los usuarios.