Analistas

Política, una Torre de Babel

Para las elecciones presidenciales de 2018 es necesario superar la Torre de Babel respecto del concepto “política”. Forzosamente, cuando se hable de este concepto, se debería explicar su alcance, ya que en la lengua española esta palabra recoge acepciones de distintos significados. Lo grave del problema no es solo el uso indiscriminado de la palabra “política” con su definición negativa, sino la importancia que significa tener claridad conceptual para tomar decisiones racionales al momento de votar.

Por estos días en Colombia, hemos visto a un gran número de aspirantes presidenciales inscribir su comité promotor para recoger firmas y legalizar sus candidaturas, lo cual marca de facto el inicio de la campaña política para las presidenciales de 2018. Esto nos obliga a racionalizar nuestras posturas con el fin de exigirles propuestas lógicas y bien intencionadas. Entonces, para analizar el panorama electoral es necesario entender, por lo menos, el significado completo de “política”.

Una manera sencilla de comprender el alcance conceptual de “política”, es revisar la distinción terminológica que tiene el inglés para referirse a tres conceptos distintos en tres palabras distintas, y que nosotros agrupamos en solo una. Estos tres términos son: Politic, Policy y Polity.

Politic, se refiere a la concepción más popular de política porque hace alusión a la lucha por el poder. Esto se materializa en las diferentes campañas electorales, propuestas, cálculos estratégicos y en síntesis, todas aquellas maniobras institucionales y sociales para obtener el poder público, ya sea de forma legítima o por medio de dilaciones, demagogia o sobornos.

Polity, hace referencia a la dirección de las sociedades humanas; es lo que clásicamente se conoce como la definición aristotélica de política, es decir el arte de gobernar. En este concepto se encuentra el juicio y el respeto por símbolos como la División de Poderes, la Descentralización Administrativa y habilidades personales en torno a la Gestión Pública y Administrativa.

Por último, Policy significa la materialización de los propósitos y programas de las autoridades, es decir, todo aquello que compete al diseño y ejecución de estrategias públicas específicas. Esto es lo que normalmente se conoce como política pública.

En conclusión, un análisis crítico de los candidatos, que supere la Torre de Babel, debe considerar sus ansias personales de poder, además de la manipulación y las malas prácticas éticas y morales que puedan caracterizar su actuar. Sin embargo, una decisión racional no se debe limitar al concepto habitual de política (politic), también debe evaluar su capacidad de gestión, así como el respeto por las instituciones y su interés por fortalecerlas (polity), como la existencia en su plan de gobierno de ideales sólidos, con propósitos coherentes y estrategias racionales para buscar el bienestar social (policy).