Analistas

Del cine, los pull-ups y la pandemia

GUARDAR

Angélica Nieves

Adam Sandel es récord Guinness en pull-ups con un máximo de 68 repeticiones por minuto. Además, es profesor en Harvard. Una de las cosas que más me impresiona en la conversación con él es su capacidad de ver el lado bueno de las cosas, en toda circunstancia y pese a cualquier dificultad: “…se nos olvida que antes de la pandemia, la vida no era fácil. Y si para ti lo era, no te estabas retando lo suficiente tomando riesgos y buscando nuevos horizontes, no estabas atento de las tragedias y los triunfos que pasan a diario inadvertidos, solo porque no ocupan los titulares….”. Este filósofo y deportista abre un mundo de ideas para ver en el ejercicio una actividad que fortalece el cuerpo y también permite desarrollar virtudes.

Otro abanderado en época de pandemia además del ejercicio es el cine, aunque está pasando por un momento difícil con suspensión de rodajes y cierre de salas, ha salido a flote con plataformas como Netflix, compañía que en el primer trimestre de 2020 duplicó resultados y suscripciones respecto al mismo periodo del año anterior, lo que representó un crecimiento de 106%. Ahora tiene 183 millones de suscriptores en el mundo.

El cine, como el ejercicio, saca de la cotidianidad y reta a la persona. Es común después de entrenar quedar exhaustos pero dispuestos a dar más; lo mismo pasa con las buenas películas o series: quedamos “enganchados” y con ánimo de seguir discutiendo ciertos puntos.

En las plataformas de streaming abunda contenido de todo tipo, series sobrevaloradas o películas vacías. Pero también hay material bueno y que vale la pena repetir, como el Señor de los Anillos en Amazon prime video; esta historia de orcos, enanos y elfos no se queda en cuento de fantasía: está llena de argumentos filosófico-morales.

Un personaje icónico es Sam, el encargado de acompañar a Frodo en su camino por la Tierra Media hasta destruir el anillo; Sam representa a alguien orientado al bien; por eso incluso con el “anillo” en sus manos, difícilmente se ve tentado ante sus seducciones. Él es un ejemplo de dos conceptos en los cuales se debe fundamentar la amistad: lealtad y valentía.

Sam nunca deja a Frodo en el camino, ni siquiera cuando este está irritable o cansado. Sam reconoce que la amistad es incondicional y no se sustenta en estados de ánimo; uno debe estar para los amigos siempre. La palabra valentía suele estar “trillada”; sin embargo, hace a las personas admirables. Hoy es más fácil dejarse llevar por lo que dice la mayoría antes que exponer ideas y convicciones, en especial si se relacionan con temas religiosos.

En tiempo de pandemia y otras adversidades es difícil soñar; pero después de varios años de experiencia con estudiantes de todas las condiciones sociales y con variedad de problemas, me he dado cuenta que es posible superarse y crecer. ¿Qué alternativa te propone el deporte y la mayoría de contenido audiovisual? ¡Aprender, perseverar, proponerse nuevos retos, para que cuando todo esto acabe, hayas desarrollado una nueva y mejor versión de ti!

Más columnas de este autor
LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés