Analistas

La tecnología tiene la respuesta

GUARDAR

Jayden Zhu Gerente general de DiDi en Colombia

La tecnología nos arregló la vida. Nos ayudó a crear entornos más seguros, ciudades más sostenibles y eficientes, amplió las oportunidades de ingreso de las personas, contribuyó a la dinamización de los sectores más tradicionales y popularizó productos y servicios que antes parecían distantes, exclusivos y excluyentes. Ha significado el espaldarazo que necesitábamos para avanzar y traer soluciones a problemas básicos en la sociedad.

No es cuento, su impacto es real y en China lo hemos vivido de cerca. Las aplicaciones y los avances tecnológicos están en todo; para pagar en los restaurantes, buscar un taxi, subirse a un bus, comprar ropa, conocer el nivel de polución en las ciudades y adquirir tiquetes de tren. No queda duda del gana-gana que generan estos avances; se benefician los usuarios, las ciudades y las empresas.

La velocidad y la capacidad en el procesamiento de información que trae la tecnología han permitido tener un mayor conocimiento de las necesidades de la población y desarrollar nuevas iniciativas para mejorar su calidad de vida. Ha contribuido, por ejemplo, a dinamizar sectores tan importantes como la movilidad, contribuir a su eficiencia, optimizar tiempos, y traer mayor sostenibilidad.

Los desafíos no paran, las ciudades seguirán creciendo y hay que estar preparados. De acuerdo con un análisis de Naciones Unidas, se estima que para 2050 el 68% de la población mundial vivirá en zonas urbanas. La movilidad se verá afectada, ocasionando grandes consecuencias en el medio ambiente, la infraestructura y el bienestar de la gente.

Globalmente, los casos de éxito de DiDi han sido muchos. Entre los más relevantes están iniciativas para mejorar la eficiencia de la industria de taxi y de buses e, inclusive, generar herramientas para mantener actualizadas a las autoridades de tránsito sobre los acontecimientos que se presentan en las calles.

En Brasil, por ejemplo, la compañía estableció una alianza con el gobierno local de Sao Paulo para mejorar la seguridad en las calles, por medio del análisis Big Data. Esta información, que ha sido compartida con las autoridades, ha contribuido a optimizar las acciones de control para evitar los accidentes vehiculares.

En la ciudad china de Jinan, como parte de un proyecto de semaforización inteligente, DiDi ha optimizado cerca de 344 intersecciones, lo que ha reducido en 10% el tráfico habitual. Gracias a estas acciones, se han emitido 44.000 toneladas menos de dióxido de carbono, disminuyendo significativamente los niveles de contaminación en la ciudad.

Ya han sido varios proyectos los que han mejorado significativamente la vida de las personas. Entre muchos otros ejemplos, la compañía ha implementado iniciativas para generar mayor eficiencia en los pagos que realizan los usuarios a los socios conductores y taxistas, el desarrollo de herramientas de inteligencia artificial y machine learning para predecir comportamientos al volante, y la generación de algoritmos para mejorar seguridad en las vías.

Sin duda, las oportunidades están allí, para Colombia y para el mundo. La clave está en generar mayores sinergias, trabajar articuladamente, unir esfuerzos desde el Gobierno, las autoridades y las empresas. Construir juntos siempre pensando en la gente, en su bienestar y desarrollo. La respuesta ha estado ahí, es hora de ir por ella.

Más columnas de este autor
LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés