.
Analistas 28/07/2021

<< Colombia >>

Germán Eduardo Vargas
Catedrático/Columnista

Leyendo ‘ADN cultural: La psicología de la globalización’ (2015), recordé que, aunque estamos polarizados y gobierna la inequidad, tenemos mucho en común. Para descubrirlo, y construir a partir de ello, los invito a conocer el instrumento Mbti, que clasifica «patrones» con los que nos identificamos o mediante los cuales nos expresamos.

A diferencia de otros enfoques psicosociales, cuyos énfasis oscilan entre el pecado original y el juicio final, ofrece descripciones que no invalidan a ninguna de las partes; también configura interfaces que facilitan la apreciación, relación y conciliación entre las mismas. Como cualquier modelo, simplifica la imperfecta realidad. Sin embargo, destaco que su bondad de ajuste es que no pretende ser predictiva ni prescriptiva; de hecho, estimula el pensamiento crítico. Esto lo diferencia de la econometría, aquella pseudociencia que falló al caracterizarnos, guiar nuestras decisiones y predeterminar nuestro destino.

Para reconocer los atributos de la entidad que analiza, señale la letra que define su preferencia, respectivamente: 1) E/I, ¿extrovertido/introvertido; eufórico/tranquilo; colectivo/solitario? 2) S/N, ¿datos/metáforas; práctica/teoría; tradición/idealización? 3) T/F, ¿razón/emoción; crítico/complaciente; optimiza/armoniza? 4) J/P, ¿planea/improvisa; formal/informal; disciplina/desregula?

Como guía, un ejemplo de tipo puede ser «ISFJ». Sumario de estudios globales, los «*S*J» son percibidos como leales y trabajadores; «*S*P», independientes y adaptables; «*NF*», trabajan en equipo y por el bien común; «*NT*», competitivos; «ES*J» perciben apoyo de su entorno, y «IN*P» parecen insatisfechos o aislados (Multicultural Use of the Mbti, myersbriggs.org).

Complementando el «tipo», emergen los «arquetipos» cuyas narrativas representan roles o leyendas, que diseminan creencias, sentimientos o conductas. Hacen parte de nuestro Sistema Inmunitario Psicosocial (Immunity to Change, 2009), que se activa para protegernos del miedo, la vergüenza, el fracaso, el dolor o la culpa. El libro ‘Awakening the Heroes Within’, utilizado en diseño de guiones y marcas, discrimina los siguientes, incluyendo virtudes y vicios.

«Inocente»: optimismo y confianza; idealización, negación y dependencia. «Huérfano»: realismo y resiliencia; indolencia o victimización. «Guerrero»: lucha y valentía; temerario y terrorista. «Cuidador»: compasión y generosidad; permisividad y codependencia. «Explorador»: búsqueda de sentido y propósito; decepción crónica, falta de compromiso y soledad. «Amoroso»: entusiasmo y hedonismo; adicción e infidelidad. «Reformador»: Cambio y desapego; radicalización, ira y destrucción.

«Creador»: inspiración y estética; autoindulgencia, pobreza e incomprensión. «Gobernador»: asume liderazgo y procura ser coherente con sus designios; controlador, rígido y elitista. «Mago»: transforma, cataliza o sana; inconsciencia y manipulación. «Sabio»: consejería; crítico, ensimismado e impráctico. «Bufón»: disfruta el momento; libertino, irresponsable, perezoso, cruel o estafador.

Confundiendo vencer y convencer, nuestra historia y actualidad son conflictivas y corruptas. Para desanudarlas, ¿qué tipo y arquetipo identifica en usted, los Colombianos y nuestra República?; ¿cuáles desearía, y por qué?; ¿cómo propone conciliar las diferencias?; ¿si no puedes vencerlas, te les unirías?