Analistas

Institucionalidad de la inversión está caída

GUARDAR

Han pasado veinticuatro años desde el debut del primer ministro de comercio exterior, hoy Presidente de la República Juan Manuel Santos, quien junto a su homólogo en la cartera de desarrollo económico Luis Alberto Moreno, crearon en noviembre de 1992 bajo el gobierno de Cesar Gaviria a Coinvertir, agencia público privada encargada de fomentar y facilitar la Inversión Extranjera Directa en nuestro país.

La Corporación Invertir en Colombia Coinvertir comenzó con el reconocimiento de lo arduo de ésta labor por el esfuerzo de cambiar el nefasto estigma de violencia y narcotráfico que nos asolaba en el entorno global, pero además en lo neurálgico que resultaba la IED para nuestro desarrollo, así como la necesidad de competir para atraerla con una entidad encargada de afrontar ese trascendental reto.

Fue así como Coinvertir inició actividades con la participación masiva de empresas nacionales y extranjeras, incluidas del sector público. Al respecto bien vale la pena destacar que el primer Presidente consciente de la importancia de la inversión extranjera fue Rafael Reyes (1904 a 1909), cuya introducción al país la consideró tarea indelegable del Gobierno en asocio y colaboración con el sector privado.

Dentro de los servicios que ofrecía Coinvertir además de suministrar información especializada actualizada y focalizada, estaba revisar los escollos y requerimientos específicos que se presentaban periódicamente para el ingreso de capital extranjero, como fuente para remover obstáculos y facilitar los mecanismos conducentes al logro del objetivo misional: ser punto de apoyo al promocionar la captación de inversión foránea; pero además como enlace entre Gobierno y Congreso para actividades relacionadas, con una comisión mixta consultiva que tenía, entre otras funciones, realizar análisis sobre la inversión extranjera como instrumento y medio idóneo de desarrollo económico del país, sobre los problemas que enfrentaba, para asesorar al Gobierno en las decisiones al respecto. Diez años después fue reconocida como la Agencia Nacional de Promoción de 

Inversiones con mayores logros en la región por su red nacional e internacional de contactos del más alto nivel, gracias a un Consejo Directivo con representantes de la élite del sector público y privado, siendo un pilar básico de gestión el mejorar el clima de inversión, además de promover programas como Proinvest que le ayudaba a los empresarios locales a buscar socios estratégicos internacionales.

Sin embargo en 2006 un análisis de la política de inversión en Colombia realizado por la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo, muestra entre otros la escasa IED en las Zonas Francas y aunque ésta ha servido para generar ciertas externalidades positivas, sus efectos han sido marginales en  materia de transferencia tecnológica y exportaciones de alta tecnología.

De la misma manera éste informe destaca que aunque los estímulos que tenemos para promover la inversión extranjera “parecen ser muy atractivos, ésta apariencia es engañosa”. Así mismo resalta que en enero de 2005 el Gobierno fusionó a Coinvertir con Proexport, lo cual en su criterio, ahora comprobado: “plantea riesgos. Esas actividades no son similares y no deberían ser llevadas a cabo por un único organismo. Las capacidades y el enfoque necesarios son básicamente distintos. Ayudar a las empresas nacionales a vender en el extranjero es muy distinto de convencer a los ejecutivos extranjeros a que inviertan y arriesguen capital en un nuevo país. La promoción de la IED apunta al más alto nivel de planificación corporativa, función de los directores generales, mientras que los promotores de las exportaciones se dirigen a los departamentos de ventas. 

Promocionar exportaciones tiene objetivos a corto plazo y las inversiones exigen un enfoque de mediano y largo plazo”. El estudio concluía que “Colombia necesita una estrategia de IED más desarrollada para complementar sus objetivos de competitividad e internacionalización y ésta debería prestar especial atención a la captación de IED -de calidad-”.

No obstante lo anterior, la ahora renovada imagen de Proexport en ProColombia, aunque es recibida con beneplácito porque responde a posicionar mejor ésta entidad, infortunadamente descuida como ejecutora el clave rol de la promoción integral de la inversión, con el agravante que sus indicadores apremian por su crítico estado, asunto que sin lugar a dudas merece una mejor atención y destino.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés