Analistas

Innovación para la Especialización Inteligente

GUARDAR

Una de las respuestas de la Unión Europea a la crisis que afrontan se resume en las “estrategias de investigación e innovación para la especialización inteligente”, conocida como política RIS3, presentada al final del año pasado como un resultado de la política de cohesión 2014-2020, que contribuirá a desplegar el potencial de crecimiento de la UE mediante el fomento de la innovación en todas sus regiones.

Las estrategias “consisten en agendas integradas de transformación económica territorial que se ocupan de cinco asuntos: 1) se centran en el apoyo de la política y las inversiones, en las prioridades, retos y necesidades claves del país o región para el desarrollo basado en el conocimiento, 2) aprovechan los puntos fuertes, ventajas competitivas y potencial de excelencia de cada país o región, 3) respaldan la innovación tecnológica, así como la basada en la práctica y aspiran a fomentar la inversión del sector privado, 4) involucran por completo a los participantes y fomentan la innovación y la experimentación, y 5) se basan en la evidencia e incluyen sistemas sólidos de supervisión y evaluación.”

El problema surge por la crisis económica y la necesidad de la UE de un “crecimiento inteligente, sostenible e integrador”, que dependerá primordialmente de inversión exhaustiva en investigación e innovación, para aprovechar al máximo el potencial de los países y regiones en su especialización inteligente, al utilizar los Fondos Estructurales que a su vez multiplican sinergias entre lo público y privado.

La especialización inteligente parte de identificar características y activos propios de cada país y región, acentuar ventajas competitivas y reunir a los participantes y recursos regionales alrededor de una visión de futuro que propenda por la excelencia. Esto implica reforzar los sistemas de innovación regionales y maximizar los flujos de conoci-miento para entonces disfrutar de los beneficios.

La RIS3 apoya la creación y crecimiento de trabajos basados en el conocimiento, no solo en los principales centros de investigación y desarrollo, sino también en las regiones rurales y menos desarrolladas. Al respecto llama la atención el rol que juega el Fondo Europeo para el Desarrollo Regional como la fuente más importante y facilitador para obtener fondos nacionales y privados.

La RIS3 parte de alternativas estratégicas inteligentes y la formulación de políticas basadas en la evidencia. Las prioridades se establecen en el contexto de la inteligencia estratégica conforme los activos de la región (estructuras industriales, clústeres, universidades, institutos de investigación, ciencia, tecnología, conocimientos, capital humano, medio ambiente, acceso al mercado, sistemas de gobernanza y vínculos y conexiones con otras regiones), los retos que enfrentan (envejecimiento de la población, desajustes del mercado laboral, ubicación remota y aspectos medioambientales), y las ventajas competitivas y el potencial de excelencia (por análisis de previsiones y tendencias, fortalezas y debilidades, oportunidades y amenazas, asignación de tecnología, análisis de clúster, conocimiento emprendedor de mercados).

La RIS3 reconoce la necesidad de asegurar que la mezcla de políticas, visible en la combinación de programas e instrumentos disponibles en el entorno regional, tales como subvenciones y préstamos, entre otros; sea eficaz para lograr los objetivos. Por lo cual desarrollaron indicadores de resultado usados para impulsar, dirigir y ajustar las políticas y programas, y así promover “la evaluación continua de la política y el aprendizaje, el uso compartido de la experiencia y las buenas prácticas entre regiones”. Sin embargo sobre esto creo que todavía tienen muchos vacios.

Con la RIS3 esperan acumular una masa crítica que garantice que los recursos de investigación e innovación alcancen la dinámica para ser autosostenibles, a través de acciones selectivas que dinamicen los recursos humanos y la infraestructura de conocimiento. La RIS3 se centra en las áreas de potencial y puntos fuertes, en vez de dispersar inversiones escasas en áreas no relacionadas; no obstante, no trata de favorecer sectores, pero sí actividades transversales e intersectoriales.

En Colombia podemos emular la RIS3 gracias a los recursos derivados de las regalías, pero más importante de utilizar las políticas virtuosas de avanzada para ello requeridas, las cuales están por develar ó mejor aún, por reconocer y debatir.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés