.
Analistas 23/12/2021

Seguridad farmacéutica

Flavia Santoro
Presidenta de ProColombia

Desde el inicio de la pandemia la prioridad del Gobierno Nacional ha sido salvaguardar la vida y una pronta inmunización de la población, acompañado de estrategias para la reactivación económica y biosegura del país.

Los resultados son contundentes. En materia de vacunación van más de 62,5 millones de dosis aplicadas, con un avance de 77% de colombianos con primeras dosis y antes de finalizar el año, más del 60% contará con esquemas completos.

Lo anterior ha sido esencial para la reactivación económica del país en la que se estima una proyección del PIB en 9,7% para 2021, la cifra más alta de los últimos 115 años. Contamos también con la recuperación de 85% del empleo perdido como consecuencia de la pandemia y con perspectivas de crecimiento de 5,5% para 2022, según la Ocde. Además, The Economist nos ubicó como la primera economía del mundo que tiene los mejores indicadores de retorno a la normalidad. Las cifras anteriores dan cuenta del positivo momento que vive el país, de los importantes logros que nos permiten seguir avanzando y de nuestro compromiso de cuidar y proteger lo alcanzado.

En este sentido ha sido esencial la vacunación masiva que ha sido la mejor herramienta contra el virus y sus nuevas variantes. El presidente Iván Duque ha sido un abanderado de las iniciativas para estructurar la estrategia nacional para llegar a la producción local de vacunas, garantizar la seguridad sanitaria y tener una respuesta a los retos de salud pública venideros.

La apuesta va más allá e implica hacer del país un hub regional para el desarrollo, producción, terminado y envasado de vacunas en Colombia, con el acompañamiento de casas farmacéuticas internacionales, con transferencia de tecnología, recursos y conocimientos.

En esa dirección apuntan esfuerzos como la firma del memorando de entendimiento entre Vaxthera, empresa del Grupo Sura, y la canadiense Providence Therapeutics, que da vía libre a la producción de vacunas en el país. En junio de 2022, Colombia tendrá los primeros lotes de biológicos propios, no solamente contra el covid-19, sino contra otras patologías. La puesta en marcha de esta iniciativa representará la creación de 500 nuevos empleos, altos estándares tecnológicos y de talento humano en distintos niveles de especialidad.

Desde nuestra labor en ProColombia, hemos acompañado al Gobierno en acciones de relacionamiento con nueve empresas farmacéuticas de talla mundial que han mostrado interés en desarrollar operaciones de llenado y envasado en una primera etapa y posterior producción en el país.

En el pasado mes de agosto, se firmó un memorando de entendimiento con Sinovac, que abrió nuevas posibilidades para procesos de llenado de vacunas y una factible producción en el país. También hemos tenido acercamientos con la firma china Walvax Biotechnology Co, que visitó recientemente Bogotá explorando opciones para producir biológicos en Colombia.

Y en la reciente Misión de Salud a la India se revisaron oportunidades con Serum Institute, Bharat Biotech y Gennova Biopharmaceuticals. Otras firmas farmacéuticas también avanzan en el desarrollo de estudios clínicos fases 2/3 para vacunas de covid-19 en nuestro territorio.

Acompañamos también la iniciativa de colaboración de la empresa de biotecnología Inovio con Colombia, con el objetivo de avanzar en los esfuerzos para combatir la amenaza pandémica y endémica que representa el covid-19, y para prepararnos mejor ante futuras emergencias de salud pública. Con estos esfuerzos se crea un marco para un acuerdo de colaboración para explorar el intercambio de conocimientos, la concesión de licencias de tecnología, y la creación de capacidades que apoyen el desarrollo y la producción de vacunas y otros productos biofarmacéuticos en el país.