Analistas

País al revés: el desarrollo económico lejos de los puertos

GUARDAR

El 11° Congreso Nacional de Infraestructura realizado en Cartagena y que contó con nutrida y calificada asistencia, se dedicó a analizar su tema de interés como clave para un país más próspero. Se estudiaron los avances a nivel mundial y su aplicación en lo local.

La ministra de Transporte, Natalia Abello, manifestó que tenemos que acercar los centros productivos del país a los puertos y fortalecer toda la institucionalidad con políticas claras y metas en el Plan de Desarrollo. Los grandes retos son: garantizar la operación y mantenimiento de lo existente y financiar y ejecutar las obras nuevas con la mayor cooperación público-privada.

Hubo varios temas que llamaron la atención. En especial, la importancia del transporte multimodal para abaratar costos, lograr más eficiencia y competitividad. En Colombia, solo se mueve 1,5% de la carga de manera multimodal cifra muy baja si se compara con el 60% de Europa.

Se concretaron varias metas: lograr el transporte de 7 millones de toneladas sin carbón ni petróleo por nuestros ríos y aeropuertos. 

Otra meta es lograr la reconstrucción de 37.000 Km de vías terciarias con una inversión de $6 billones en cuatro años que permita tener un aparato productivo con acceso a los centros de consumo.

También se debe impulsar la concesión de los principales aeropuertos con inversiones que superen los $3 billones para adaptarlos a las nuevas exigencias.

Se sacarán varios documentos Conpes con su reglamentación: políticas de movilidad, decreto sobre tasas compensadas para que llegue un mayor volumen de recursos a la infraestructura de transporte, plan maestro férreo para su rehabilitación, articulación y construcción; plan maestro fluvial para los ríos Magdalena, Meta, Atrato, y Cauca y un documento Conpes con el plan maestro de transporte Intermodal para articular los servicios logísticos.

La Anif presentó un estudio sobre la situación del transporte de carga y pasajeros. Transportamos petróleo, carbón, café, textiles, prendas de vestir y flores, pero cada uno de ellos ha tenido que desarrollar su propia logística.

Los costos de transporte llegan al 35% de los productos exportados cuando a nivel mundial solamente alcanzan 6%. Vale US$2.200 sacar un contenedor de Bogotá a nuestros puertos mientras que de allí a Hong Kong cuesta US$1.000.

Colombia está en una posición baja en el estudio del Foro Económico Mundial “Doing Business”. Está en el puesto 130 a nivel mundial. No es una tarea fácil avanzar. 

La infraestructura actual está estancada y saturada. Entre 2002 y 2006 el volumen de pasajeros creció 13% cada año y la carga 17%, pero de 2007 a 2013 los pasajeros han crecido únicamente a 1% y la carga 3%. 

La principal preocupación son los tiempos de espera por dificultades de acceso a las ciudades y por lo engorroso de las diligencias aduaneras. De nada sirve disminuir los tiempos de transporte al invertir en carreteras, túneles, puentes, viaductos si después ocurren retrasos por tener camiones sin entrar a las ciudades o esperando en la aduana. 

Analdex expresó su preocupación porque en el último año hemos perdido 8 puestos en el Índice de Desempeño Logístico. Todos los países están haciendo su mejor esfuerzo y están avanzando más rápido, nosotros no. Colombia, por ejemplo, no ha cumplido el TLC con Estados Unidos en materia de legislación aduanera. Se necesita mayor decisión política para sacar los decretos que autoricen pólizas de seguro más rápidas y también tener un Código de Aduana moderno. Su aprobación está paralizada por unas tutelas relacionadas con el tema de fondeo.

Lo que sí está claro es que Colombia ha construido todo su aparato productivo lejos de los puertos y ahora tenemos que hacer una gran inversión en infraestructura para tratar de hacer viable una operación de exportación e importación. Eso nos pasa por haber construido un país al revés.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés