.
Analistas 12/12/2020

La hora del balance

Didier Tavera Amado
Director Ejecutivo de la Federación Nacional de Departamentos

El país, en general, y sus regiones, en particular, han enfrentado una sucesión de retos asociados a la atención de la pandemia, a los riesgos y desastres naturales y a las consecuencias de una recesión económica, que no han logrado doblegar el ímpetu de los gobernadores para sacar adelante sus proyectos estratégicos y cumplir con el mandato de traer más progreso a sus regiones.

Frente a este enorme compromiso, desde la Federación Nacional de Departamentos hemos trabajado incansablemente por apoyarlos. Como Director Ejecutivo de la FND, posición en la que ya cumplo cien días, los gobernadores del país me han asignado la valiosa oportunidad de participar de manera activa en la reactivación y recuperación económica.

En desarrollo de esa misión hemos desarrollado dos cumbres de gobernadores en las que se han gestado decisiones clave para impulsar esta crucial obligación. En la primera de ellas, realizada en Bogotá, analizamos en perspectiva la situación de las finanzas departamentales como motor de la reactivación. Identificamos también la necesidad de fortalecerlas por medio de instrumentos y estrategias específicas como el desahorro del Fondo Nacional de Pensiones de las Entidades Territoriales.

Después, en Villa María, Caldas, nos reencontramos para revisar las condiciones necesarias para impulsar la inversión nacional en las regiones, a propósito del recientemente aprobado Presupuesto General de la Nación y la reforma al Sistema General de Regalías (SGR).

De allí surgieron fórmulas innovadoras como la generación de cadenas de valor interdepartamental, en el marco de un Gran Acuerdo por el Comercio Nacional; la reactivación de obras de infraestructura y la priorización de proyectos que logren una ejecución eficiente y eficaz de los más de $17 billones de pesos provenientes del SGR.

Durante estos cien días hemos trabajado con denuedo para fortalecer la lucha contra el contrabando, un fenómeno que ha venido golpeando fiscalmente a las regiones. En desarrollo del convenio que administra la FND y al cabo de múltiples gestiones logramos la aprobación y giro de recursos por más de US$5,5 millones para fortalecer y consolidar las acciones de los secretarios de Hacienda y sus equipos operativos contra un delito que le genera al país perjuicios del orden del 1,6 por ciento del PIB.

La Federación ha logrado acompañar la articulación del gobierno nacional y los gobiernos departamentales en la adopción de medidas sustanciales para reducir el impacto de la pandemia. Apoyamos la socialización y capacitación de la estrategia Pruebas, Rastreo y. Aislamiento Selectivo Sostenible (PRASS).

Gracias a la buena administración de su Fondo Cuenta, al buen comportamiento tributario de los consumidores y la flexibilización de las medidas, el papel de la Federación ha sido determinante para incrementar en un 1,5% los aportes hechos por los departamentos a la Administradora de los Recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud (ADRES) para la cofinanciación del régimen subsidiado, que hoy suman $111.000 millones.

Hemos acompañado decididamente los esfuerzos de los gobernadores por consolidar una mayor autonomía y descentralización para sus territorios. Logramos la adhesión de Tolima a la Región Administrativa y de Planificación (RAP) Eje Cafetero; la conformación de la RAP Llanos ante la Comisión de Ordenamiento Territorial del Congreso de la República e incluimos mejoras sustanciales en el proyecto de ley impulsado por el Ministerio del Interior para actualizar el Régimen Departamental.

Hemos conseguido, con agilidad y dedicación, la capacitación de funcionarios de las 32 gobernaciones sobre los alcances y administración del Sistema General de Regalías. Se trata de una fuente de financiación clave para los Planes de Desarrollo territoriales y de reactivación. Los esfuerzos sostenidos comienzan a estar a tono con la dimensión de los retos. El trabajo de y por los territorios no se detenido.

Las perspectivas para 2021 son más favorables, pero su materialización dependerá del fruto de una alianza que hasta ahora está resultando exitosa: Gobierno Nacional + gobiernos territoriales + sector privado. El reto más grande sigue siendo el de la generación de empleo, condición fundamental para la reactivación del aparato productivo.

Vamos a darle el vigor necesario a la estrategia “El 2021 vale por 2”, cuyo pilar será el fortalecimiento técnico, fiscal y administrativo de los departamentos.