Analistas 23/09/2020

Inversión para la reactivación regional

Debido a la coyuntura global generada por la pandemia covid-19, Colombia y el mundo se enfrentan a una de las más grandes crisis en materia económica, social y de salud de los últimos siglos. Esas circunstancias excepcionales han obligado a los gobiernos regionales y al nacional a trabajar en conjunto para establecer una hoja de ruta que permita recuperar la economía y velar por el bienestar social de los colombianos.

Un componente muy importante de este proceso de reactivación regional será la inversión pública del orden nacional, pues serán los proyectos de inversión regional los que fomenten el empleo, el bienestar social a través de las economías locales, y el aprovechamiento de los encadenamientos productivos de acuerdo con el potencial y las capacidades propias de cada departamento. Es indispensable promover la competitividad regional, entendida como la equidad de oportunidades y el desarrollo sostenible.

Los gobiernos regionales y el Gobierno Nacional se han visto obligados a tomar decisiones fundamentadas en la apremiante necesidad de garantizar la salud de los colombianos. Son medidas que, por sus alcances, generan un efecto económico y social que merece especial atención. Los impactos negativos en el empleo y la productividad han aumentado la vulnerabilidad de los hogares y han enervado el deterioro de las finanzas públicas.

Pongamos esos impactos en contexto. Según un estudio del Banco de la República, se podría llegar a perder 6% del PIB al final del año, con estimaciones que para cada una de las regiones varían entre 5,7% y 6,4%. Adicionalmente, el impacto se ha traducido en la mayor pérdida de empleo de las últimas décadas, pues a pesar de un repunte de las cifras en junio, cerca de 4,3 millones de empleos han sido destruidos. La crisis también se ha reflejado en un impacto de las finanzas territoriales; según cálculos de la Federación Nacional de Departamentos (FND), se han dejado de percibir en el primer semestre del año hasta $1,3 billones.

Al respecto, cabe mencionar que el Gobierno Nacional ha planteado una estrategia de reactivación que pone en consideración la importancia de aumentar la inversión en las regiones. Como se indica en el Mensaje Presidencial del Proyecto de Ley del Presupuesto General de la Nación para 2021, “este plan tendrá un gran componente de inversión en infraestructura de transporte, construcción de vivienda, telecomunicaciones, agua potable y saneamiento básico, entre otros sectores. La generación de empleo será su principal objetivo”.

Así, esta coyuntura abre un escenario ideal para priorizar los proyectos estratégicos regionales en el presupuesto nacional y focalizar las inversiones que promuevan el desarrollo de las regiones, para que aprovechen las relaciones funcionales de los territorios e impulsen las economías y el bienestar social.

Para contribuir a este propósito, la Federación Nacional de Departamentos logró identificar y consolidar proyectos estratégicos que desde cada una de las gobernaciones se priorizaron para realizar inversiones en conectividad terrestre, aérea y logística; infraestructura hospitalaria y educativa, tanto urbana como rural, así como proyectos de inversión en la protección ambiental, que van desde ecosistemas hasta tratamientos en el aprovechamiento y entrega de aguas.

Adicionalmente, comenzarán a ver la luz proyectos tecnológicos que garantizarán la globalización y la inmersión de los territorios y su población en la nueva realidad. Estos proyectos identificados ya están avanzados en su estructuración y marcharán en línea con lo planteado en los Pactos Regionales del Plan Nacional de Desarrollo, los Planes de Desarrollo Departamental y las Agendas de Competitividad e Innovación Departamental, en pro de generar eficiencias entre los recursos territoriales y los nacionales para apalancar el desarrollo regional.

Con esto en mente, es preciso que los congresistas trabajen de la mano con los gobernadores para priorizar la inversión. Lo deben hacer en sinergia con el Gobierno Nacional y en el marco de la discusión del proyecto de ley del Presupuesto General de la Nación que actualmente avanza en el Congreso de la República. Se trata de una propuesta estratégica hilvanada con proyectos prioritarios para la reactivación en 2021 y la recuperación en los próximos años.

Nos asiste la certeza de que, trabajando juntos, uniendo esfuerzos y generando desarrollo en las regiones, lograremos reactivar con éxito nuestro país.