.
Analistas 09/11/2021

Colombia frente a la COP26

Carlos Ronderos
Consultor en Comercio y Negocios Internacionales

Los líderes del mundo se reunieron en Glasgow para buscar un frente común que aborde de manera definitiva el calentamiento global que amenaza con trastornos climáticos capaces de desaparecer islas y ciudades costeras, provocar inundaciones con millones de damnificados y desplazar poblaciones en proporciones significativas. Una muestra de lo que se avecina lo vivimos en la actualidad en Colombia con informes sobre el hundimiento de Cartagena, la prolongación del “fenómeno de la niña” y el sinnúmero de avalanchas e inundaciones que afectan al país diariamente.

Como afirma Inger Andersen director de Agencia para el Clima de Naciones Unidas “El cambio climático ya no es un problema futuro. Para que tengamos la posibilidad de limitar el calentamiento global a 1.5° C tenemos ocho años para reducir a la mitad los gases efecto invernadero; Ocho años para hacer los planes , poner en sitio las políticas, implementarlas y producir los recortes. El reloj esta marcando”. Ocho años que corresponden a dos períodos presidenciales y, sin embargo, vemos poco sobre el tema en los planteamientos de los candidatos que aspiran a los primeros cuatro de ese plazo.

El tema no es que Colombia este contribuyendo de manera importante al calentamiento global. De hecho, a pesar del desastre ecológico que significa el aire de nuestra ciudades, la tala de bosques, la expansión de la frontera ganadera, las crecientes siembras de coca, y la minería ilegal, Colombia solo contribuye con 0,6% de las emisiones de gases efecto invernadero global. Los esfuerzos poco realistas de reducir al 50% esas emisiones para 2030 con que se comprometió el presidente Duque en Glasgow son bienvenidos pero ese no es el problema mas grave que enfrenta Colombia frente al reto que se ha planteado la COP26.

Supongamos por un momento que los países del G20 se comprometen y cumplen la meta de reducir para 2030 en 50% la emisión de gases y para 2050 ser neutros en emisión. Ante esta realidad cual sería el panorama que le esperaría a Colombia?. Menos consumo de carbón, menos consumo de petróleo con la baja subsecuente de precios. De sucederse este escenario, que es aquel con el cual parecen comprometerse los países mas contaminantes, Colombia entraría en una emergencia económica ya que vivimos del carbón y del petróleo para nuestras divisas. Por otro lado somos un país agrícola y ganadero y por tanto los consumidores internacionales estarán atentos a la incorporación de tecnología que reduzcan los metanos que producen gases de efecto invernadero amenazando nuestra posibilidades de mercado internacionales si hacemos ese esfuerzo.

Cual serán las propuestas de los candidatos sobre diversificación de la matriz económica del país cuando enfrentemos la realidad de las políticas para combatir el calentamiento global?. Aparte de la irrealizable propuesta del candidato Petro de sustituir el petróleo por el aguacate no hay planteamientos serios. Frente al cambio climático es necesario mitigar el impacto ambiental que provocan en Colombia las malas políticas y la economía ilegal porque de eso depende la calidad de vida de millones, pero paralelamente tenemos ese mismo plazo de ocho años para diseñar un modelo económico que no dependa del carbón y el petróleo y con una agricultura sostenible, de lo contrario los colombianos no nos vamos a morir por calidad del aire o deslizamientos, sino por la pobreza.