Analistas

Sobre el $2.900 de Alberto Bernal

GUARDAR

Alberto J. Bernal-León

En junio del año pasado argumenté en un evento de Asofiduciarias que, si los colombianos elegíamos a Iván Duque como presidente, el COP se iba a apreciar hasta los $2.700. La alternativa a ese escenario, dije en esa ocasión, era que los colombianos eligiéramos a Gustavo Petro. “Si eso llega a suceder”, dije en mi intervención, “el USD-COP se va a ir al diablo, porque una presidencia de Petro implicará el final de la buena relación que existe entre el capital y Colombia”. En ese momento el USD-COP estaba en más o menos $2.850, y mi modelo econométrico me indicaba que el valor “justo” del USD-COP era de más o menos $2.750. Mi tesis en ese momento era que el choque de confianza positivo que iba a generar la victoria de Duque iba a implicar un ingreso adicional de divisas al país.

Año y medio más tarde el USD-COP está rondando los $3.500 pesos por dólar. Mi “descache” se ha vuelto viral, con decirles que hasta el dibujante Matador me regaló caricatura en El Tiempo el otro día. ¿Pero por qué razón no funcionó la predicción? Por una razón muy sencilla: por la mega depreciación que ha ocurrido en el Yuan Chino (el Yuan pasó de valer 6,38 contra el dólar en junio del 2018 a costar 7,14 hoy, implicando una pérdida de valor del 11,6% en un año), y la mega apreciación del tipo de cambio que se ha visto en EE.UU. (el DXY se ha apreciado un 5% desde junio del 2018). ¿Y eso a qué se debió? Pues a la decisión de Trump de darse golpes con el presidente Xi Jinping. El peso colombiano está hoy en día donde está por culpa de la guerra comercial entre EE.UU. y China. Desafortunadamente para mí, los modelos econométricos no tienen la capacidad de incorporar eventos exógenos como guerras comerciales dentro de las regresiones.

Algunos me dicen que miento al decir que Duque no tiene nada que ver con la depreciación que se ha visto en el tipo de cambio desde que asumió como presidente. La buena noticia para mí es que es muy fácil probar mi punto. Me explico, hasta donde yo sé, el presidente de Chile o de Uruguay NO se llama Iván Duque, y el peso chileno y el uruguayo se han depreciado un 5% y un 6% respectivamente desde que se comenzó a salir de cauce la guerra comercial en mayo pasado. ¿Saben cuánto se ha depreciado el USD-COP desde mayo? Pues 5%.

Mi modelo econométrico asume que la relación histórica que se ha visto entre el peso colombiano y (1) el valor del Brent, (2) el valor del dólar a nivel global, (3) el valor de Igbc, (4) la tasa del bono de EE.UU. a 10 años, (5) la tasa IBR de Colombia, y (6) el VIX -indicador de riesgo- se mantendrá a futuro. Mejor dicho, asumo que el futuro se va a parecer al pasado. Cuando corro el modelo hoy viernes 4 de octubre a las 2:40 pm hora de Londres, el resultado es que el valor “justo” (fair value) del USD-COP está en $3.224. Y el modelo está mostrando valores mucho más altos esta semana comparado con la anterior, porque el DXY, el índice del dólar a nivel mundial, esta transaccionándose en los niveles más altos vistos desde abril del 2017 (por culpa del riesgo de “impeachment” de Trump).

¿Pero y que viene de acá en adelante? Me ratifico en lo que siempre he dicho: Trump se quiere reelegir, y una reelección de Trump es imposible bajo un escenario de estrés económico y de mercados. Mejor dicho, si la guerra comercial se mantiene, Trump va a perder en el 2020. Por eso Alberto Bernal sigue pensando que la guerra comercial no va más, y que el USD-COP se tiene que apreciar de acá en adelante.

Más columnas de este autor
LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés