.
Analistas 27/09/2021

Mezquindad

Alberto J. Bernal-León
Jefe De Estrategia Global, XP Securities

El jueves pasado tuve el honor de tener al señor presidente Iván Duque, a la señora vicepresidente Marta Lucía Ramírez y a otros miembros del gabinete, en nuestras oficinas en NYC. Se aprovechó la ocasión ya que el presidente estaba en Nueva York por la celebración de las reuniones anuales de la Naciones Unidas para organizar un encuentro con los principales inversionistas de Wall Street que tienen interés en Colombia.

La sala de juntas de la oficina de XP en Nueva York tiene un aforo de 50 personas bajo los lineamientos de bioseguridad. Pensé que por la pandemia y los miedos que persisten no íbamos a llenar el recinto. No solo lo llenamos, sino que tocó declinar bastantes peticiones de asistencia.

El presidente Duque es un gran orador y tiene una gran ventaja sobre muchos otros presidentes del mundo emergente: tiene un inglés perfecto. Los inversionistas recibieron del presidente una radiografía certera de la situación política y económica actual. Pero al mismo tiempo el primer mandatario le dejó a la comunidad financiera internacional un claro mensaje de optimismo sobre el futuro de nuestro país. Siempre he dicho que esa es la mejor cualidad del presidente Duque: tener la capacidad de proyectar optimismo ante tanta adversidad. Para mi sorpresa, a pesar de que recibió las preguntas de rigor, las difíciles (calificación, sostenibilidad fiscal, protestas, etc., etc.), también recibió felicitaciones públicas de uno de los fondos de inversión más grandes del mundo.

Al final de la charla, cuando lo estaba acompañando al primer piso en el ascensor, comentamos las palabras de ese gran inversor y llegamos al tema de la mezquindad. Y es que la verdad sea dicha, Colombia debe ser uno de los países del mundo donde más mezquinos hay.

La activista Margarita Rosa de Francisco no cesa de hablar de iniquidad, pero despotricó hasta más no poder de la reforma fiscal de Carrasquilla, que era la reforma que más hubiera disminuido la iniquidad en la historia de Colombia. Mezquina. La “periodista” María Jimena Duzán no cesó de llamar inepto al presidente Duque dizque porque no había comprado una sola vacuna. Es apenas septiembre y ya están vacunando a adolescentes en Colombia. Aún así no rectifica. Mezquina.

El senador Petro decía hace unos meses que el gobierno de Duque era inepto porque no había comprado vacunas cubanas y rusas, y que al paso que iba la vacunación, el gobierno no iba a lograr vacunar a todos los ciudadanos antes del 2027. A este personaje ni el calificativo de mezquino le hace justicia.

El activista Félix de Bedout lleva 18 meses escupiendo odio desde su micrófono. Que la crisis económica, que el desempleo, que la pandemia. Todo mal. En XP hoy estamos pronosticando que la economía de Colombia va a crecer 9.7% año/año en el 2021. “Puro rebote”, dirá Félix. No, se superará el nivel de PIB previo a la pandemia. A Félix tampoco le hace justicia la mezquindad, él es otro nivel.

Pero no todos los colombianos son mezquinos. La mayoría somos intelectualmente honestos. Estoy seguro que en el futuro esos colombianos de bien, cuando miren hacia atrás en 10 años, se darán cuenta de que el presidente Iván Duque hizo mucho bien por el país.

Nota: ¿Cómo les quedó el ojo con los comentarios de la terrorista que hoy se sienta en el Senado de la República, la tal Sandra Ramírez, sobre que los “secuestrados tenían su camita”, implicando que es falso que vivieran amarrados a árboles con cadenas? ¿Quedó lindo ese “acuerdo”, cierto?