Analistas

Responsabilidad individual en el futuro pensional

En pensiones se ha planteado la necesidad de hacer reformas y se han expuesto fórmulas para lograr que muchos más colombianos estén vinculados formalmente y coticen constantemente para su jubilación, pero ¿cuál es la “cuota de responsabilidad” que tiene cada uno de nosotros en este tema? 

En un país en el que solo la tercera parte de la población está afiliada formalmente al sistema de pensiones y solo se pensionan 30% de los colombianos, cada uno de nosotros puede, y tiene, la posibilidad de incidir de manera crucial en su jubilación. Es inclusive una obligación moral el asumir una responsabilidad individual para poder vivir una vejez digna y que los aportes de la sociedad vayan hacia quienes realmente lo necesitan.

Existe en Colombia (y a nivel mundial) un gran desconocimiento del funcionamiento del sistema pensional y allí está el principal problema. Desde el mismo momento del inicio de su vida laboral, cada persona debería tomarse el tiempo de educarse sobre el sistema y planear una hoja de ruta que lo lleve a buen término en su retiro laboral. 

Es necesario entender que en Colombia existen dos regímenes de pensiones: el público, donde es necesario cotizar 1300 semanas y la mesada pensional dependerá del salario de los últimos 10 años, y el privado, donde se puede pensionar en momento en que sus ahorros sean suficientes o si cotiza 1.150 semanas. En este último, la mesada dependerá del monto ahorrado; la totalidad del ahorro es del afiliado y con esos ahorros se va a pensionar. Igualmente, es importante entender que en el sistema privado hay diferentes opciones de fondos, que pueden convenirle más, dependiendo de la edad y de la exposición al riesgo deseada. Finalmente, es crucial entender que si no logra obtener una pensión, se le realizará una devolución de aportes a la persona, que es más alta en los fondos privados, ya que se entregará con los rendimientos, cosa que no sucede en el régimen público.

Si bien lo ideal es asumir un compromiso responsable desde temprana edad para preparar el retiro, existen mecanismos durante la época productiva para “poner al día” la situación pensional. La misma regulación busca facilitar esta decisión, poniendo al alcance de todos herramientas como la doble asesoría para determinar cuál puede ser la mejor opción tomando en cuenta condiciones relacionadas con sus ingresos, su núcleo familiar y las expectativas de su trabajo. Igualmente, la elección de un sub-fondo en las AFP se puede realizar en cualquier momento, con el fin de optimizar los retornos financieros.

Por otro lado, una adecuada planeación pensional le permitirá determinar alternativas al esquema de cotización obligatoria para lograr obtener la pensión deseada, a través de complementos de ahorro como las pensiones voluntarias. 

Es necesario comenzar a desmitificar desde la misma actitud individual frases que han hecho carrera en torno a que “no es posible pensionarse”… todo lo contrario, hoy es el momento de comenzar a considerar que cada individuo debe asumir un papel mucho más activo en su futura jubilación. 

¿Cuántas veces ha visto su extracto de pensiones en los últimos meses? ¿Sabe si su empleador ha cotizado? ¿Sus ahorros están invertidos en el multifondo que más le conviene? Si no ha hecho estas preguntas, ¡Hágalas ya! Si no se preocupa, los demás no lo harán por usted.