Los avances en la tecnología de automatización ponen en peligro una parte significativa de los empleos en industrias

Gestión - Lima

En un informe publicado el martes, los economistas Ziad Daoud y Scott Johnson expusieron que ello podría significar que hasta 800 millones de personas tienen una alta exposición al riesgo de que su empleo se vuelva obsoleto. El Consejo de Cooperación del Golfo, la República Checa, Eslovaquia y Japón son los países o zonas geográficas más vulnerables a los trastornos por la automatización, escribieron.

Esto se debe a que esos países tienen un gran parte de su fuerza laboral en el tipo de funciones simples y repetitivas que pueden ser reemplazadas más fácilmente por máquinas o ya dependen de mano de obra barata para la ejecución de las tareas. Ejemplos incluyen el apoyo administrativo en Japón u operaciones de fábrica en países de Europa central.

¿Quién está más expuesto a la automatización?

Un mayor riesgo de automatización crea más desigualdad de ingresos, escribieron los economistas. Si bien anteriormente se pensaba que los robots amenazaban principalmente los trabajos de baja cualificación, ahora se anticipa que reemplazarán los roles que se pueden dividir en simples pasos mecánicos.

Estos a menudo corresponden al segmento medio de la distribución del ingreso, lo que resulta en un efecto de polarización. Sin embargo, no todas son malas noticias. Algunos de los países más expuestos también tienen poblaciones que envejecen rápidamente, lo que significa que la tecnología podría ayudar a contrarrestar los obstáculos demográficos en sus economías, dijeron Daoud y Johnson.