Existen diversas agencias que ofrecen cursos de dos a cuatro semanas para perfeccionar un idioma o prepararse para un examen internacional en la época de vacaciones

Heidy Monterrosa - hmonterrosa@larepublica.com.co

Para esta fecha, la mayoría de los niños y jóvenes han salido o están próximos a salir a vacaciones del colegio o de la universidad. Al tener tanto tiempo libre después de estar estudiando la mayoría de los días de la semana, lo más probable es que se aburran.

Una opción para aprovechar el tiempo, perfeccionar un idioma, viajar y conocer personas de diferentes culturas es tomar un curso corto en el exterior, para los que existen diversas opciones.

En el caso de la multinacional EF, que tiene más de 50 años de presencia en el mercado, se ofrecen cursos de inglés en diferentes ciudades de Estados Unidos, Inglaterra, Irlanda, Sudáfrica, Canadá, Malta, Australia, Nueva Zelanda y Singapur. Igualmente, ofrecen francés en Francia, alemán en Alemania, italiano en Italia, japonés en Japón, mandarín en China, coreano en Corea del Sur, árabe en Emiratos Árabes Unidos y portugués en Lisboa.

LOS CONTRASTES

  • Marko ErkicRegional Manager - North Latam Infobip

    “Una experiencia de viaje abre los ojos a los jóvenes, les muestra que su visión es solo una entre muchas, les hace sentir curiosidad y les da la posibilidad de conocer nuevas personas”.

  • Catalina JaramilloCofundadora de Viajala

    “Los padres perciben el estudiar en el exterior como una oportunidad para que sus hijos tengan una verdadera experiencia de inmersión con otros idiomas y costumbres”.

Estos cursos tienen una duración mínima de dos semanas y clasifican a los alumnos según su edad y su nivel en el idioma.

En cuanto al alojamiento, los estudiantes tienen la opción de elegir entre casas de familia, donde además de practicar el idioma con nativos pueden conocer más de la cultura del país en el que están estudiando, o residencias estudiantiles, donde pueden conocer personas de su edad de todo el mundo.

Marisol Arenas, marketing manager de EF, señaló que el intercambio cultural facilita el aprendizaje de un idioma, pues el dominio de otra lengua implica el conocimiento profundo de su cultura.

"Hoy en día está de moda el concepto de vacaciones inteligentes, lo que quiere decir que en vez de solo viajar y conocer nuevos lugares durante las vacaciones, podemos enfocarnos en aprovechar al máximo este tiempo fuera del colegio, la universidad o el trabajo para viajar, descansar y aprender un nuevo idioma. De esta manera vuelves con un “plus” que permite mejorar el desempeño académico, acelerar unos créditos en la universidad o hasta volver con un perfil profesional más atractivo para acceder a un ascenso o mejorar las condiciones laborales actuales", dijo.

Otras agencias de estudios en el exterior como Global Connection, que ofrece cursos de inglés en Australia, Canadá, Estados Unidos, Reino Unido, Malta, Nueva Zelanda y Sudáfrica; de francés en Francia y Canadá; de italiano en Italia; de alemán en Alemania, y de portugués en Brasil y Portugal, también cuenta con cursos de preparación para exámenes internacionales como Toefl, Ielts, Gmat, Delf, Dalf y el TestDaF.

Cabe mencionar que quienes toman estos programas no están todo el día en un salón de clase, sino que también tienen actividades recreativas y culturales. Además, por lo general, los fines de semana los tienen libres, lo que da la posibilidad de viajar a otras ciudades.

"Acceder a cursos cortos de idiomas en el exterior a través de agencias de viajes cuenta con varios beneficios. Uno de ellos es el precio, pues al empaquetar los servicios, la tarifa disminuye; otro es la asesoría que el equipo de la empresa brinda acerca sobre los procesos para obtener los visados”, dijo Paula Cortés Calle, presidente ejecutiva de Anato.

Programas especializados de poca duración
La agencia de estudios en el exterior Grasshopper ofrece cursos cortos especializados o prácticos en Australia, Canadá, Estados Unidos, Inglaterra y Nueva Zelanda. Actualmente recomiendan cursos de animación, de administración culinaria y de diseño sostenible de producto, entre otros. Los requisitos para entrar a estos programas es haber terminado, mínimo, grado 10 en el colegio y contar con un nivel intermedio- alto de inglés. La agencia sugiere estos cursos para adolescentes que aún no sepan qué carrera estudiar en la universidad.