lunes, 21 de octubre de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

LR

Después de mirar a los ojos de los oradores que estaban tratando de persuadirlos, participantes de una investigación mostraron un cambio de actitud promedio de sólo 0.14 en una escala de siete puntos, en comparación con 0.6 si hubieran mirado la boca de los oradores, dice un equipo dirigido por Frances S. Chen, de la Universidad de Columbia Británica en Canadá.

 Este y otro experimento muestran que, contrariamente a la creencia popular, el contacto visual disminuye el éxito de los intentos de persuasión, por lo menos en el contexto cultural de la universidad europea, donde se realizó el estudio. Debido a que la mirada directa ha evolucionado en muchas especies para indicar el dominio, el contacto visual puede provocar resistencia a la persuasión, sugieren los investigadores.