Es clave designar un lugar de la casa en el que se sienta cómodo y pueda tener una posición de trabajo confortable y adecuada

Ximena González - xgonzalez@larepublica.com.co

Crear hábitos saludables y alimentarse bien mientras se está trabajando en casa es fundamental para ser un trabajador proactivo y eficiente.

Por eso es necesario establecer rutinas de alimentación según la recomendación de los expertos. Para María Clara Obregón, nutricionista magister en nutrición humana, lo primero que se debe hacer es ser conscientes de realizar una selección adecuada de alimentos a lo largo del día, ya que en ellos se encuentran los nutrientes necesarios para realizar las actividades diarias y mantener una buena salud.

“Se debe dar preferencia a los alimentos densos o ricos en nutrientes como, por ejemplo, los productos lácteos, las frutas, las verduras, los cereales de grano entero y las grasas saludables como el aceite de oliva, el aguacate y los pescados ya que aportan proteínas, vitaminas, minerales, energía y otros compuestos que regulan nuestra vitalidad”, dijo Obregón.

Así mismo, es necesario realizar ejercicio matutino, respetar horarios y espacios, dormir mínimo de seis a ocho horas después de las largas jornadas laborales, tomar mucha agua y tener una alimentación balanceada, la cual debe estar compuesta por cinco comidas diarias, estas deben incluir siempre alguna proteína.

“La recomendación más importante para tener en cuenta durante el trabajo en casa es no perder los hábitos previos, es decir, mantener los horarios establecidos tanto en actividad como en alimentación y trabajo. Si es consiente que antes sus hábitos no eran saludables haga su propósito de cambio, una lista de los cambios a realizar y empiece uno a uno sin dejar el anterior”, explicó Martha Cecilia Leal Bocanegra, médico pediatra, jefe del programa de nutrición de la Fundación Cardioinfantil.

Bocanegra también recomienda levantarse a la misma hora y hacer las actividades que se realizaban antes de salir al trabajo y conservar la hora de tomar la alimentación, por ejemplo: el desayuno no fraccionarlo y no consumirlo frente al computador.

“Al seleccionar los alimentos en el momento de la compra escoja los alimentos naturales y no precocidos ya que estos son altos en grasas saturadas y azucares refinados”, agregó.