Entre las opciones están comprar productos certificados, tener buenas prácticas en el uso de energía eléctrica y elegir medios de transporte alternativos

Paola Andrea Vargas Rubio - pvargas@larepublica.com.co

Las imágenes y cifras que han dejado los incendios en Australia despertaron las alarmas en el mundo sobre la crítica situación que atraviesa el planeta en términos ambientales. Según Greenpeace, “el cambio climático es la mayor amenaza ambiental para el planeta, por lo que tenemos que adoptar medidas urgentes que revolucionen el modelo de producción, distribución y consumo de la energía, la principal fuente de emisiones de CO2”.

La anterior recomendación es una de las más recurrentes. Sin embargo, no suena cercana a la vida cotidiana de las personas, por lo que hay quienes se preguntan cuáles acciones pueden emprender desde su rutina diaria para mitigar los efectos del cambio climático que, en el caso de Colombia, traerá como consecuencia la pérdida de fuentes y cursos de agua, disminución de la productividad de los suelos agrícolas y otros efectos, según el Ideam.

Los expertos señalan que desde casa se pueden adoptar algunas medidas que se centran en el consumo sostenible y el gasto consciente de los servicios. De acuerdo con Greenpeace, se debe comprar partiendo de la premisa de que ‘menos es más’. En esta línea se debe optar por adquirir productos de calidad, ya que duran más; comprar productos certificados. “El sello FSC es un certificado internacional que garantiza la producción legal y sostenible de madera. Al comprar productos con este sello se contribuye con el cuidado ambiental y social de los bosques”, dijo WWF-Colombia.

Las anteriores ideas se traducen, para algunos, en la adopción de nuevos hábitos. Según un estudio de Kantar Worldpanel los consumidores están mitigando su impacto ambiental, por medio de acciones como usar trapos, toallas y utensilios de limpieza reutilizables; llevar bolsas o cestas a la hora de comprar productos alimenticios o de farmacia, para evitar el uso de bolsas plásticas.

Otras medidas
Las propuestas para combatir el cambio climático no se centran solamente en el consumo, también se aconseja elegir medios de transporte alternativos, llevar a cabo buenas prácticas en el uso de la energía eléctrica y analizar cuál es el impacto de lo que se come, dijo WWF-Colombia.

En el caso del transporte, Greenpeace explicó que “si deja el coche en casa y va al trabajo en bicicleta reducirá hasta media tonelada sus emisiones anuales de CO2 a la atmósfera”. Además de esto, también es viable utilizar el transporte público, caminar, desplazarse en bicicleta y reducir el tamaño del carro.

Sobre ese último punto, la ONG​ ambientalista explicó que “a la hora de comprar un auto la cuestión más importante que deberá plantearse será ‘¿cuánto combustible consume?’; ya que en el mercado hay vehículos que requieren cuatro litros a los 100 kilómetros, y será posible reducir esa cantidad a dos litros”. Pero, no basta solamente con elegir un nuevo vehículo, también tiene la opción de compartir el que tiene. Con esto, “no solo ayuda a reducir el tráfico, también el gasto en combustible y las emisiones de CO2”, aseguró WWF-Colombia.

Las recomendaciones en cuanto viajes no terminan con la elección de un vehículo. También debe tener presente que puede mitigar el cambio climático si vuela solo cuando realmente lo necesita. “El tráfico aéreo es el más contaminante de todos. Reduzca los vuelos de larga distancia. Busque otras opciones de transportarse para ir a destinos cercanos”, recordó Greenpeace.

En cuanto al uso responsable de la energía, no hay que perder de vista que “nuestra mayor opción de ahorro está en la iluminación, pues consume más del 60% de la demanda de energía. Los bombillos ahorradores reducen el consumo hasta en 25%”, explicó WWF-Colombia que también recordó que en Colombia los electrodomésticos llevan una etiqueta que indica el desempeño energético.

LOS CONTRASTES

  • Andrés MorenoAnalista bursátil

    “El cambio climático tiene que estar implícito en todas las proyecciones que se realicen de cualquier tipo de plan de inversión que se vayan a llevar a cabo hoy en día”.

Para finalizar, WWF-Colombia aconsejó analizar lo que se come, ya que, por ejemplo, “30% de los alimentos que se producen en el mundo se pierden y con ellos todos los recursos naturales que se utilizaron en su producción. Evitar estos desperdicios significaría también evitar mucho del metano emitido por alimentos podridos.

Factores que hacen que Colombia sea vulnerable a riesgos ambientales
Según el Ideam, entre los factores que han contribuido a hacer de Colombia un país vulnerable al cambio climático están la informalidad, los cultivos ilícitos, la violencia rural, la ausencia de políticas claras y la utilización de la tierra como mecanismo de acumulación de riqueza. A esto se le suma, “la excesiva centralización del Estado que fomentó, por ejemplo, la construcción de infraestructura sin criterios climáticos en el país que se concentrara en comunicar ciudades principalmente”, dijo la entidad.