.
RESPONSABILIDAD SOCIAL En sostenibilidad hay que ir más allá de la ley
jueves, 23 de marzo de 2017
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Edgar Amaya

El progreso no tiene por qué agredir sin remedio a los ecosistemas que son, a futuro, parte esencial del desarrollo humano. 

Las grandes plantas productoras, gracias a las que disfrutamos de los utensilios básicos y sofisticados que mejoran nuestra cotidianidad, están adscritas a una rígida legislación ambiental que da la pauta de lo que es o no permitido en esta materia.

Sin embargo, los requerimientos de ley no son suficientes. Una cultura ciudadana será la que, gracias a los pequeños detalles, podrá también salvarnos del agotamiento irreversible de los recursos.

Es por esta razón que en Proalco Bekaert desde hace algunos años desarrollamos el programa ‘Niños defensores del agua’, con el que los hijos de los empleados de la planta en la que se producen alambres de todo tipo, son conscientes de la importancia de preservar y proteger los recursos naturales que los rodean. 

La iniciativa, con la que ya se han reforestado zonas verdes en el sur de Bogotá, implica que estos pequeños se conviertan en los voceros de esta cultura del cuidado del ambiente por lo que las acciones no solo se quedan en ellos sino que se le trasmiten a sus padres, familiares y amigos de su núcleo; trascendiendo así a sus hogares, a sus barrios y a la ciudad que los rodea como tal.

Las alianzas estratégicas con entidades oficiales han sido claves a la hora de ejecutar estos programas. Por ejemplo, la Corporación Autónoma Regional (CAR) en Soacha nos apoyó en la primera etapa de funcionamiento del Programa  ‘Niños defensores del agua’ y, luego de que logramos manejarlo nosotros con autonomía, la Entidad regreso para que emprendiéramos una nueva etapa en la que los niños se convertirán en padrinos de un humedal.

Las acciones en busca de la protección del medio ambiente son diversas. Hemos implementado estrategias para que nuestros procesos de producción consuman los recursos estrictamente necesarios, no más que eso. Pero además hacemos conscientes a los niños de la importancia de apagar las luces que no se estén utilizando, cerrar la llave mientras se lavan los dientes y reciclar y reutilizar en sus casas.

El saber que uno de cada cuatro neumáticos en el mundo está reforzado con cable de neumático Bekaert; que la correa transportadora más fuerte del mundo está fortalecida con cable de acero Bekaert y posee una resistencia real a la rotura de 7800 N/mm de ancho de banda, así como el hecho de que anualmente 500 millones de botellas de champaña se abren gracias al bozal de alambre (muselet) fabricado por nosotros, no solo hace que estemos orgullosos, sino que sepamos que tenemos una gran responsabilidad para minimizar los impactos ambientales. 

Somos conscientes de que parte de los insumos que utilizamos en nuestro proceso productivo hacen uso de los recursos naturales. Sabemos también que si no hacemos un uso adecuado y consciente de ellos, a futuro vamos a tener escasez de estos mismos. 

La regulación ambiental de Colombia es una de las mejores a nivel de América Latina, junto a Chile y Brasil, punteamos en la lista de los mejores en gestión ambiental. Esto nos motiva y alienta a continuar en la innovación de acciones para preservar los recursos sin los que, a futuro, no solo no serán posibles los procesos productivos, sino la vida. 

De ahí la importancia de trascender los requerimientos legales, para ser creativos a la hora de pensar en maneras de preservar y protegerlos.

MÁS DE RESPONSABILIDAD SOCIAL

Industria 21/06/2021 Mary Kay donará $5.000 a la fundación Proyecto Guajira por cada brillo labial vendido

La compañía trabaja en su programa "El rosa cambia vidas" con el que busca ayudar a la adecuación del taller de tejedoras Walekerü

MÁS RESPONSABILIDAD SOCIAL