.
INDUSTRIA El proceso de reintegración es apoyado por 650 empresas
miércoles, 19 de julio de 2017
La República Más

Aunque muchas compañías son conscientes de que el periodo de posconflicto genera incertidumbre.

José González - jgonzalez@larepublica.com.co

En esta nueva etapa que vive Colombia, las empresas juegan un papel importante dentro de la reparación, reintegración y reparación de las víctimas del conflicto armado.

Aunque muchas compañías son conscientes de que el periodo de posconflicto genera incertidumbre, otras tantas ven la coyuntura como algo positivo para ayudar a las comunidades.

Es por esto que deciden crear programas de responsabilidad social enfocados en las víctimas o hacer donaciones a fundaciones que se dediquen a crear oportunidades para estas.

De acuerdo con la Unidad de Víctimas, el conflicto armado dejó 8, 1 millones de víctimas, de las cuales 6,3 millones están sujetas de atención. La misma institución reporta que 686.303 víctimas han sido indemnizadas.

Por otra parte, la Agencia Colombiana para la Reintegración, a corte de marzo de este año, reporta que 650 empresas apoyan la reintegración, lo que ha generado más de 9.500 empleos formales.

Según Carlos Guzmán, politólogo y docente del departamento de Derecho de la Universidad del Norte, la participación activa tanto de la empresa privada como de la pública es importante en esta etapa. Ambas, deben diseñar estrategias que le permitan promover la inclusión social a las víctimas.
“Lo primero que deben invertir las empresas en este ámbito es en la formación de las personas, luego la puesta en marchas de proyectos productivos. Esto sería beneficioso porque no todas pueden tener un trabajo. Sería mucho más productivo para ellos mismos la implementación de proyecto que tenga que ver con sus conocimientos y necesidades”, sostuvo Guzmán.

Para el experto, las donaciones a fundaciones con programas específicos son una opción válida, pues así se refuerzan una ayuda en un campo determinado.
En este sentido, la Fundación Formemos, una entidad sin ánimo de lucro creada en 1992, recibe donaciones de hasta 30 empresas durante el año, como también ayudas de personas naturales.

“Los recursos de sostenimiento provienen a través de las donaciones. El contribuyente recibe un certificado de la donación una vez realizada”, explicó Lina González, gestora de sostenibilidad de la fundación.

Actualmente, Formemos atiende a 240 niños provenientes de familia desplazadas, para los cuales han dispuesto un centro educativo conformado por dos hogares; uno para niñas y otro para niños. En toda su historia, detalló González, más de 3.000 niños han sido beneficiados por los programas que da la fundación.

La entidad tiene un colegio con aprobación oficial de Ministerio de Educación, el cual imparte educación formal desde preescolar hasta el grado once con especialidad agropecuaria, además de talleres de panadería y papel reciclado.
Por otra parte, el especialista en conflicto, Alfredo Rangel, opinó que las empresas en la actualidad ya hacen un gran esfuerzo para pagar los impuestos que existen en Colombia, por lo tanto, considera que las donaciones son insostenibles de asumir por el empresariado en el país.

“Tanto las empresas como el colombiano están cargados de impuestos. El posconflicto debe financiarse con los recursos millonarios que tienen las Farc. Ese dinero debería ir exclusivamente dirigido a las víctimas”, expresó Rangel.
Para el experto, la nueva reforma tributaria sobrecargó de tributos a las compañías. También aseguró que Colombia es el tercer país que más paga impuesto en el mundo, por esto, “los programas de responsabilidad social dirigidos al posconflicto no son necesarios”.

MÁS DE RESPONSABILIDAD SOCIAL

Industria 21/06/2021 Mary Kay donará $5.000 a la fundación Proyecto Guajira por cada brillo labial vendido

La compañía trabaja en su programa "El rosa cambia vidas" con el que busca ayudar a la adecuación del taller de tejedoras Walekerü

MÁS RESPONSABILIDAD SOCIAL