.
EDITORIAL Se vienen dos años de plena construcción
jueves, 26 de noviembre de 2015
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

El país entrará en una dinámica constructora sin precedentes en la historia que cambiará los retos de la economía para los próximos años.

Con la firma de la Asociación Público Privada (APP) conocida como Mar 2, y que en adelante se llamara Autopista Gonzalo Mejía, se cierra el ciclo de las obras de la segunda ola de 4G que se adelantan en todos los rincones del país y que ponen a todo el territorio nacional en modo construcción por los próximos dos años, una situación que nunca antes se había vivido y que asegurará adelantar el rezago en infraestructura que había padecido la economía local. 

Con la firma de la obra Mar 2, entre la Agencia Nacional de Infraestructura y un consorcio colombo-chino llamado Autopistas Urabá, los nueve proyectos que hacen parte de la segunda ola de las concesiones viales de cuarta generación cierran una etapa y se encuentran en firme. Claramente, el país ha entrado en un proceso de construcción histórico que generará desarrollo y competitividad para el futuro. El departamento de Antioquia había pedido durante décadas la agilización de las obras de infraestructura que lo conectarán con el Caribe, con esta nueva autopista firmada y con cronogramas acordados, se da un paso gigante en la ruta de encaminar a la segunda economía del país en los mercados regionales. 

Hay un detalle que por lo general pasa inadvertido en la economía política colombiana y es que la región de Antioquia tiene puertas al mar Caribe, pero casi nunca las explota eficientemente. La autopista Mar 2, que se construirá con una inversión de $1,56 billones, tiene como objetivo facilitar la inmersión del comercio antioqueño en esa región.  

El proyecto incluye la edificación de un túnel de 42 kilómetros de longitud para unir a Dabeiba y Mutatá.  Más 21 túneles, 20 puentes y siete intercambiadores a nivel. Son más de 220 kilómetros intervenidos que mejorarán la calidad de vida de esos municipios del llamado Urabá Antioqueño. Se construirá el soñado Túnel del Toyo, que será el más grande Colombia y uno de los más largos de América Latina, todo un reto para la ingeniería colombiana: son nueve kilómetros abiertos en una de las geografías más difíciles del continente.  

¿Por qué es importante esta firma de una Alianza Público Privada? La respuesta es que no solo es una oficialización o compromiso que sella la finalización de entrega de las obras de la segunda ola, sino que deja al departamento de Antioquia dotado de una infraestructura que optimizará sus aportes al Productos Interno Bruto. El Urabá Antioqueño ha sido una región históricamente golpeada por la violencia durante muchas décadas y el abandono estatal en la dimensión local, regional y nacional ha sido la constante. Ahora solo hay que esperar a que los empleos generados por las obras y el desarrollo que estas integre a la segunda economía del país con el interior y el exterior. 

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 24/07/2021 Debe haber unos cargos técnicos y otros políticos

Codirectores del Emisor, superintendentes y directores de entidades deben tener orígenes más académicos y técnicos que políticos, si de verdad se quiere hacer eficiente a Gobierno

Editorial 23/07/2021 La variante Delta asusta, pero todo es distinto

La recuperación económica en los países desarrollados se ha ralentizado por el miedo a la variante delta, que no se puede despreciar, pero ahora hay preparación ante el covid

Editorial 22/07/2021 La carrera por el “cosmos empresarial”

En pocos días, Richard Brandson y Jeff Bezos revivieron una inédita carrera espacial, pero esta vez no son los gobiernos quienes están en franca competencia, sino las grandes empresas

MÁS EDITORIAL