.
EDITORIAL Se viene un septiembre caro
lunes, 26 de agosto de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Los paros y el entorno internacional le pasarán la cuenta de cobro a los alimentos y el transporte

Los paros y el entorno internacional le pasarán la cuenta de cobro a los alimentos y el transporte
 
Mantener la inflación a raya -tal como lo ha hecho el Emisor por varios años- es un bien muy preciado para la economía, que no debemos dejar perder y que hasta ahora se ha podido conservar. A la Junta del Banco de la República se le puede acusar de todo en lo que se refiera a la revaluación del peso frente al dólar, menos de que ha sido laxo en materia de control del índice de precios al consumidor. Pero hay factores que se hacen imposibles de mantener, tal como ha sucedido durante estos últimos días de agosto, desde que se convocara el paro agrario.
 
Son muchos días de vías interrumpidas, de incertidumbre en el transporte público, de establecimientos educativos cerrados, de transportadores varados en las carreras, y todos esos desmanes que tienen capturada la economía doméstica de los hogares ad portas de entrar en septiembre. Productos de primera necesidad como la leche, la carne, la papas, algunos vegetales y los cereales, empezaron a escasear en algunas ciudades; y en las que hay abundancia se ha presentado especulación de precios. La canasta familiar se ha visto afectada por toda esta ola de protestas -con o sin razón- y cuando salga el índice de precios al consumidor, que mide la variación de precios, seguramente nos llevaremos una desagradable sorpresa.
 
El contexto nacional de paros, desabastecimiento y protestas se suma la situación de Egipto, que ha disparado los precios del barril del petróleo Brent, que es el que se negocia en Europa a precios superiores a los US$110; mientras que el barril de WTI, que es el que vende Colombia, ya ronda los US$107. Dos noticias muy malas para el precio de los combustibles que el Ministerio de Minas y Energía disponga para septiembre. Recordemos que en agosto no subió, más por una decisión política que por razones del mercado. Pero ahora es casi un imperativo que el galón de gasolina, más el de ACPM, suban más de $150. Así las cosas, se nos vendrá un septiembre caro, y son aires inflacionarios que el Emisor tendrá que entrar a corregir. Ojalá no sea aumentando las tasas de interés, que están aún altas en 3,25%.
 
Este año no va a cerrar bien en materia de crecimiento económico, pues todos los centros de investigación han revisado a la baja el elevado dato de 4%. La baja cifra de recaudo, los constantes paros en el sector carbonífero, y ahora las marchas y protestas, no son factores que arrojen un aire de optimismo. Pero si en el frente económico el panorama se enrarece, en la agenda de paz las cosas mejoran, pues nunca antes se había llegado tan lejos en diálogos con la guerrilla.
 

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 17/09/2021 La calidad de la educación virtual pasa al tablero

Era un secreto a voces que la calidad de la educación virtual no era la mejor cuando hay mal internet, señal celular deficiente y pésimo seguimiento de los profesores a los alumnos

Editorial 16/09/2021 Un presupuesto histórico de más de $350 billones

A una tasa de cambio de $3.800, los $350 billones del presupuesto nacional para 2022 igualan el capital de los hombres más ricos del mundo, unos US$92.000 millones ¿Cómo hacerlo rendir?

Editorial 15/09/2021 Indicios de que la economía se recupera en firme

Demanda de energía, venta de carros y casas, despachos de cemento y uso de las tarjetas de crédito, son datos claros que pronostican una fuerte recuperación para el fin de año

MÁS EDITORIAL