.
EDITORIAL Los retos para una Colombia de 50 millones
jueves, 13 de febrero de 2020

Oficialmente Colombia llegó a 50 millones de habitantes, lo que la convierte en el segundo mercado del idioma español y uno de los más populosos de la región ¿cuáles son los retos?

Editorial


Colombia llegó a 50 millones de habitantes por obra y gracia de los inmigrantes venezolanos que han llegado al país en masa como consecuencia de la destrucción del modelo económico impuesto en su territorio por el socialismo, situación que los ha obligado a ser protagonistas de la primera diáspora humanitaria en este continente. Llegar a medio centenar de millones de habitantes era una realidad que se esperaba y la cual había sido prevista por la anterior administración en su Censo en el que se hablaba de que entre 2022 y 2023 los nacidos en Colombia alcanzarían esa cifra, pero las cosas se han precipitado. Así las cosas, y en una nueva coyuntura marcada por casi dos millones de venezolanos con una alta tasa de natalidad, Colombia podría llegar en la próxima década a rondar los 60 millones de habitantes. Si miramos la evolución de la población local, en 1990 era de solo 34 millones, pero treinta años después ha llegado a la impresionante cifra de 50 millones, lo que convierte a Colombia en el segundo mercado de habla hispana en Suramérica y en el segundo más populoso de la región solo superado por Brasil. La nueva situación le imprime a los gobernantes muchos retos y obligaciones, pero también representa muchas oportunidades comerciales.

Para optimizar esta nueva situación es un imperativo crecer la economía que solo tiene un PIB de US$360.000 millones, cifra que ha venido subiendo a tasas de 3% en promedio en los últimos años, un porcentaje que es insuficiente para las obligaciones de inversión social que 50 millones de personas representan. La explosión demográfica sufrida por Colombia de la mano de la migración venezolana también ha explicado recientemente la dinámica del consumo de las familias que se ha convertido en el pilar del crecimiento económico y que ha puesto al país al frente del ranking como el de mayor crecimiento de su producto interno, incluso por encima de pequeñas naciones pobres de menos de 10 millones de habitantes que siempre han sido los de mayor crecimiento.

En solo tres lustros, es decir desde 2005, se pasó de 42 millones de personas a 50 millones, pero lo que hace diferente a Colombia del resto de naciones con poblaciones similares es que este es un país de regiones muy pobladas. De los 1.122 municipios, 1.051 tiene una población inferior a 100.000 habitantes lo que explica la tendencia del sobrepoblamiento en los grandes centros urbanos como Bogotá, Cali, Medellín o Barranquilla en su orden, sin contar con las llamadas áreas metropolitanas. Esta nueva situación obliga al Congreso de la República y al mismo Ejecutivo a repensar al país, no solo en las necesarias inversiones en infraestructura y sociales, sino en nuevos mapas políticos que le den más juego a una suerte de provincias que unan departamentos y unifiquen municipios. Ahora y en pocos años será imposible llevar educación, salud, infraestructura y seguridad a los asentamientos rurales más alejados. Otros países ya pasaron por estos momentos de explosión demográfica, no por nacimientos sino por migración, y por la urbanización de las grandes ciudades, lo que obliga a que la Constitución pueda repensar el mapa del país, al mismo tiempo que la representación en el Senado y la Cámara. Un país de 50 millones de habitantes no puede seguir siendo centralista y muy pesado en su centro.

MÁS DE EDITORIAL

editorial 17/06/2021 El camino que demarca el marco fiscal

El Marco Fiscal de Mediano Plazo prevé que el PIB crecerá 6% este año y 4,3% en 2022, al tiempo que espera petróleo a US$63, dólar a $3.667 y una inflación de 3% y 2,8%, respectivamente

Editorial 16/06/2021 El regreso de una nueva normalidad

Nada volverá a ser lo mismo que antes para Colombia, no sólo comparado con la vieja normalidad, sino por las cicatrices de unos 50 días de bloqueos y protestas

Editorial 15/06/2021 No se pueden perder las ganas de hacer empresa

No puede pasar desapercibido que las empresas le han hecho saber al Gobierno que aportarán más impuestos de los que pagan hoy en día para avanzar en los programas de inversión social

MÁS EDITORIAL