.
EDITORIAL Los desafíos de un ministerio “treinta añero”
viernes, 26 de noviembre de 2021

El Ministerio de Comercio, Industria y Turismo surgió como una necesidad en un momento de apertura e internacionalización de la economía, ahora es el camino al desarrollo

Editorial

En 1991 al equipo económico del presidente de entonces, César Gaviria, se le puso la tarea de darle dientes a la apertura e internacionalización de la economía en que se metía el país y que cambiaría la historia. Una política pública de largo plazo que buscaba incrustar a Colombia en las corrientes de desarrollo que se movían en todo el mundo y que definirían el siglo XXI en el que los tratados de libre comercio y la globalización serían más que una realidad disruptiva.

Unos diez años más tarde, el ex presidente, Álvaro Uribe, fusionó el joven Ministerio de Comercio Exterior con el de Desarrollo Económico y le dio origen a la cartera de Comercio, Industria y Turismo. El objetivo era fortalecer la red industrial, empresarial y manufacturera, al tiempo que ayudarles a esos sectores con unas políticas adecuadas para exportar y darle un marco formal a las importaciones.

La posterior frenética firmatón de tratados de libre comercio, de los primeros años del nuevo siglo, chocaron con el tímido estado de desarrollo del país y una infraestructura muy precaria que acentuó las tradiciones regionales en términos productivos, fortaleciendo la vocación de exportadores de materias primas, como el café, las flores, el carbón y el petróleo.

La internacionalización de la economía, la apertura económica, las zonas francas y los tratados de libre comercio, son una realidad que marca la actualidad del país y le imponen nuevos retos, dignos del siglo XXI, más digitalización, sostenibilidad, energías limpias y ante todo mucha competitividad y productividad; novísimas exigencias en un mundo interconectado, vigilado y sin mucho espacio para el proteccionismo de los países subdesarrollados o mercados emergentes.

Es un ministerio o una cartera “treinta añera” con los retos que le impone el mundo a un millenial: enfocarse en el camino que tomó; ser mucho más competitivo; trabajar en la productividad; conquistar nuevos mercados; generar mayor bienestar, pero ante todo, construir el futuro a partir de las fortalezas propias, esas que no se pueden copiar o que son únicas e irrepetibles.

El marco industrial, manufacturero o comercial de país no está plenamente maduro, pero goza de un mejoramiento continuo, el foco político no son más normas y decretos, es hacer que la institucionalidad funcione y apoye al sector productivo, le garantice seguridad jurídica a las empresas locales y extranjeras y se aparte del nefasto lobee proteccionista para que sean los consumidores quienes se beneficien de las bondades de la globalización. Aún Colombia es un país centrado en exportaciones de materias primas, se ha avanzado muy poco en diversificar el portafolio exportador, pero se ven productos y servicios nuevos que envían un mensaje de renovación, eso sí, sin perder la capacidad de explotación de los recursos naturales como el carbón o el petróleo.

Ningún ministerio tan importante en los tiempos que corren como el de Industria, Comercio y Turismo; los retos que tiene son enormes de cara al sector productivo que necesita de un aliado de kilates institucional que entienda las necesidades de las empresas y los empresarios. A la pregunta de cuál es e reto más importante de la cartera, tiene que ver con las regiones, las vocaciones y entender desde el centro que la economía colombiana es una sumatoria de localidades que necesitan definiciones para poder crecer.

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 04/12/2021 Un Estado de derecho sólido y con respaldos

El World Law Congress 2021, celebrado en Barranquilla, fue una apuesta por la institucionalidad del país, y el premio recibido, un espaldarazo sobre el camino de la legalidad

Editorial 03/12/2021 La conectografía debe ser una realidad regional

Hispanoamérica debe ser una zona conectada, ya lo está en términos de idioma y cultura, pero la brecha digital puede acentuarse e impedir la equidad en el desarrollo económico

Editorial 02/12/2021 Un momento bueno para la Bolsa de Valores

Las “OPAS gemelas” lanzadas por el Grupo Gilinski sobre los Grupos Nutresa y Sura son el hecho económico del año, pero más allá es un auténtico despertador de la Bolsa de Valores

MÁS EDITORIAL