.
EDITORIAL

Los banqueros deben derrotar mitos y tabúes

viernes, 1 de mayo de 2020

La primera fase del covid-19 fue el asalto sanitario, la segunda someter a la economía y la tercera estresar la respuesta de los bancos que deben tumbar muchos mitos que los rodean

Editorial

Los banqueros son esos personajes que pasan del amor al odio en pocos pasos y con mucha facilidad: amor cuando se solicita un préstamo y es desembolsado. Pero el odio llega una vez son liquidados los intereses en sus respectivas cuotas mensuales. Muy pocos empresarios y personas naturales en Colombia han progresado en lo económico sin la ayuda de los bancos, pues es el crédito, el ahorro y las inversiones, las tres llaves del progreso si van acompañadas de mucho trabajo.

Pocos se han puesto a pensar que la actividad bancaria es en sí misma es un negocio que también ha sido afectada por la actual coyuntura del covid-19 y que están mucho más expuestos por la crisis que se asoma sobre la economía. La gente se está colgada en sus pagos y las empresas acuden en masa a refinanciar sus deudas, echando por la borda los modelos financieros previstos en cada crédito; con el agravante que no han sabido comunicar que también son empresas o instituciones financieras a las que el coronavirus les pasará una cuenta de cobro que les hará olvidarse este año de la palabra utilidades.

Pero hay otros mitos y tabúes que no han sido buenos en ir aclarándolos. El primero es que se están enriqueciendo con el impuesto del 4x1.000 que nació de manera temporal para garantizarles su sobrevivencia en 1998, pero que se hizo permanente y que se ha convertido en un mito difícil de derrotar, al punto que nadie sabe que son los mismos bancos los que han propuesto eliminar ese 4x1.000 para las transacciones financieras como una fórmula de bancarizar a más colombianos. Les ha sido muy difícil sensibilizar que en ese caso son simples recaudadores de un tributo que los hace impopulares.

Otro de los mitos es que se benefician de la tasa de usura que informa o certifica mensualmente la Superintendencia Financiera. Lo cierto es que para los bancos sería mucho mejor que hubiese libertad para llegar a segmentos de la población no bancarizados; es decir poderles competir en el segmento de las microfinanzas a los temidos “gota a gota”. Hoy la tasa de usura ronda 27% a la que se pegan la mayoría de las tarjetas de crédito, aunque hay en el mercado muchos plásticos que están en 23%; si no se certificara esa tasa habría una mayor competencia y muchos de quienes acuden a los temidos prestamistas informales podrían acercarse a los bancos para habilitar la formalidad que les brinda la bancarización y abrirles las puertas a la devolución del IVA que se ha ido implementando. Al igual que el 4x1.000, los bancos también han pedido eliminar esa tasa y dejar que compitan con ofertas en los sectores más populares del país.

Un tercer mito es que se quedan con el dinero barato que les brinda el Banco de la República al demorar el traslado o la transferencia a sus cuenta habientes. Por lo general el Emisor hace estos anuncios, pero tardan mucho en verse reflejados en las operaciones y ese 3,25% de tasa de intervención solo será realidad para el próximo julio no para este fin de semana. Incluso la medida de aflojar los encajes para darle liquidez al mercado aún no ha sido una realidad muy a pesar de que ya se ha anunciado. Y más allá de que los bancos sepan explicar su realidad, sí deben ser más competitivos entre ellos y no ser inferiores al reto que les impone una situación como la actual.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 01/03/2024 ¡Algo que cambiar, algo que conservar, algo que avanzar!

Hace 70 años que el diario la república empezó su labor cotidiana de generar contenidos económicos, financieros y empresariales que sirvieran para la toma de mejores decisiones

Editorial 29/02/2024 La corrupción mutó al Estado capturado

Es muy oscuro lo que sucede en algunas de las entidades públicas clave del Estado, la corrupción entró en otra fase, que es capturar oficinas enteras para intereses propios

Editorial 28/02/2024 Recesión quiere decir menos impuestos

El Ministerio de Hacienda debe darse cuenta de que la recesión por la que atraviesa el sector productivo, tras varios meses en rojo, ya se empieza a reflejar en el recaudo de impuestos