.
EDITORIAL

Las petroleras van para México

martes, 21 de octubre de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

La historia regional petrolera se dividió desde que el Gobierno mexicano decidió terminar con el monopolio de Pemex. 

La primera alarma de lo que está sucediendo con el negocio del petróleo en América Latina la encendió en nuestros país el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas Santamaría, cuando hace cuatro meses en pleno fragor electoral dijo que la mayor preocupación para las arcas nacionales venían de la renta petrolera que se disminuirá notablemente durante los próximos meses. En ese momento el precio del barril de petróleo WTI rondaba los US$95 y el Brent llegaba a los US$103. Ahora, a pocos semanas de terminar el año, el vaticinio se ha hecho realidad y de una alerta naranja temprana entramos de lleno a una luz roja intensa, pues las petroleras establecidas en Colombia han empezado a realizar sus presupuestos para el nuevo año con un piso de US$70 y un techo de US$85, cifras impensables hasta hace un año.

Muchas cosas han cambiado ad portas del año 15 del siglo XXI. Las crisis políticas de corte religioso del medio oriente y de Asia, siempre venían acompañadas a occidente de altos precios del crudo, que en países como Venezuela, Ecuador, Brasil y Colombia, se aprovechaban para vender caro, pues traerían subiendas en las exportaciones cada lustro. Por estos días el mundo político está nervioso por la situación en Siria y el crecimiento del Estado Islámico, pero nada ha sucedido con el precio, por el contrario ha bajado. Todos los especialistas hablan de una mano poderosa especuladora que está moviendo el mercado para cambiar el eje de producción.

Mientras esa trama se destapa, hay una situación que le pega de frente a la industria petrolera colombiana y es la que tiene que ver con la liberalización del mercado mexicano. Luego de 75 años la estatal, Petróleos Mexicanos, decidió que otras empresas del mundo más competitivas exploraran el rico mercado del país del norte. Este giro político ha hecho que docenas de compañías de todos los tamaños, que operaban en el vecindario y localmente, hagan sus maletas y se vayan para México en busca de seguridad pública, jurídica y mayores rentabilidades.

Desde el punto de vista sociológico, el historiador mexicano, Enrique Krauze, dijo recientemente que “sin dudas es un momento histórico porque impulsará crecimiento y modernización, un México más centrado en el futuro que en el pasado. Sin embargo, puede convertirse en una pesadilla si el gobierno repite los errores del último auge petrolero de los años 70, con sus inversiones improductivas y amplia corrupción. La profunda significancia de la reforma será puesta a prueba por la forma en que mejore la vida de los mexicanos, en especial de los pobres”. La prueba de fuego es ahora en noviembre cuando se ofrezcan un centenar y medio de bloques para ver cuál es la reacción del mercado y cómo se han a recomponer las inversiones en la región.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 21/05/2024 Lo que haremos mañana será más importante

Informamos con calidad, precisión y sin sesgos sobre los temas económicos de Colombia y el mundo, cultivamos ese oficio desde hace 70 años, nuestro crecimiento nos obliga a mejorar

Editorial 20/05/2024 La verdadera crisis de los profesores

Los maestros andan por estos días en pie de lucha contra la Fiduprevisora, entidad a cargo de su sistema de salud, durante un Gobierno que les ha dado toda clase de privilegios

Editorial 18/05/2024 El país a merced del sicariato y la delincuencia

No se pueden gastar más palabras hablando de desarrollo y bienestar social cuando los gobernantes no garantizan lo mínimo, que es la seguridad de todos los colombianos