.
EDITORIAL

La solución a la movilidad es de todos

martes, 3 de julio de 2012
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

El alcalde Petro pone en marcha un revolcón a la movilidad de la capital. Hay que apostarle a que funcione.

Hoy se pone en marcha un plan de movilidad que busca 'quebrarle el espinazo' a los trancones de Bogotá, mejorar el servicio de transporte y garantizarle a la ciudad más grande Colombia mayor competitividad y optimización del tiempo utilizado para desplazamientos. La tarea no es fácil, pues la cultura ciudadana no es cívica, y habrá muchos intereses poniendo obstáculos a la idea, más que aportando su grano de arena para salir adelante en uno de los problemas más graves de la Capital.

Para nadie es un secreto que en Bogotá poco o nada se construye en sociedad, pensando en el bien común y que cualquier solución a los problemas es canibalizada por intereses particulares; toda una situación crítica que hace de la capital del país un lugar sin dolientes. Las comparaciones son más que odiosas, pero hay ciudades -incluso en la misma Colombia- donde los intereses particulares se niegan cuando se enfrentan al bien general o colectivo. Es una ciudad fracturada entre el sur y el norte; entre quienes se movilizan en automóviles particulares y en los que usan el transporte público; entre quienes tienen acceso al comercio, la cultura y el entretenimiento, y entre quienes escasamente sobreviven en una autentica 'selva de cemento'.

Hay una apuesta sobre la mesa de la Alcaldía Mayor de Bogotá que rediseñó el sorteo del pico y placa, así como los esquemas de sus horarios vigentes desde hace muchos años. Y esperamos para el bienestar de todos, que funcione mejor que antes para la capital sea una ciudad más amigable y sana en calidad de vida. A eso se le suma la puesta en marcha, parcialmente, del sistema de Transmilenio por la Avenida Eldorado que mejorará el flujo vehicular por esa importante arteria; y finalmente, se lanza el primer intento de integración de todo el transporte urbano.

Tres apuestas revolucionarias en las que hay que creer y a las que hay que apoyar para salir del estado de constante crítica ciudadana en el que vivimos sumidos y que no le deja a la capital pensar en grande. No es nada exagerado plantear que existe un germen autodestructivo que no le ha permitido a los habitantes de Bogotá superar el subdesarrollo, con posturas tan inexplicables como la de quienes se han apuesto históricamente a la construcción de un metro.

La solución de la movilidad es de los más de nueve millones de habitantes de Bogotá, y es una tarea de los gobernantes de turno hacer de esta ciudad un mejor espacio para la vida. Cualquier idea sensata que mejore las formas de transportarse es bienvenida y se debe apoyar. La historia nos enseña que de nada vale atravesarse a las ideas de beneficio común porque los perjudicados serán las nuevas generaciones.
 

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 25/05/2024 En lo pensional hay que mejorar lo aprobado

En economía y negocios no se puede “llorar sobre leche derramada”, hay que reaccionar y aprovechar las situaciones atípicas para mejorarlas, eso pasa con la reforma pensional

Editorial 24/05/2024 La reactivación económica, el reto ministerial

Reactivar la economía es un imperativo para el Gobierno Nacional, pero se ha estrellado en la hoja de ruta para lograrlo, es crucial que el nuevo ministro se siente con los gremios

Editorial 23/05/2024 Todos hablan de reactivación, ¿y el Gobierno?

El sector productivo ha tomado la vocería en proponer ideas para un plan contracíclico que, a juzgar por el consejo económico que realizó el gabinete ayer, ha empezado a hacer mella