miércoles, 20 de mayo de 2020

No hay mucha coherencia en clamar por ayuda fiscal del Gobierno y, a su vez, tentar la posibilidad de aplazar o eliminar la prima laboral de medio año, una falta de sensatez

EditorialLR

Es el peor momento de la historia para discutir el artículo 306 del Código Sustantivo del Trabajo mediante el cual se obliga a los empleadores a pagar a sus empleados una prima de servicios legal correspondiente a un mes de salario por cada año de trabajo o en proporción al tiempo laborado cuando este es inferior a un año.

Articulado que reza textualmente: “el empleador está obligado a pagar a su empleado o empleados, la prestación social denominada prima de servicios que corresponderá a 30 días de salario por año, el cual se reconocerá en dos pagos, así: la mitad máximo el 30 de junio y la otra mitad a más tardar los primeros veinte días de diciembre. Su reconocimiento se hará por todo el semestre trabajado o proporcionalmente al tiempo trabajado (...) Parágrafo. Se incluye en esta prestación económica a los trabajadores del servicio doméstico, choferes de servicio familiar, trabajadores por días o trabajadores de fincas y en general, a los trabajadores contemplados en condiciones de empleado dependiente”.

No solo es un derecho adquirido y es totalmente legal, sino que es una falta de sensatez política y social plantear en un momento como el actual que a los trabajadores se les elimine o les posterguen este pago que casi siempre está comprometido para pagar deudas, salir a vacaciones, pagar colegios o universidades y otras necesidades que tiene cualquier asalariado. Son beneficiarios de ese pago nominal los trabajadores que devengan salarios ordinarios, es decir esos que no son integrales en los que sus empleadores deben cubrir los pagos a salud, pensiones y riesgos profesionales; y dicho sea de paso, es una de esas flexibilizaciones laborales pendientes que deben hacerse en Colombia, todo con el objetivo superior de ampliar la contratación formal de más trabajadores.

Si bien, el debate sobre la reforma laboral debe tocar la viabilidad de las primas legales en el largo plazo y analizar desde qué monto puede haber un salario integral, no es el momento para poner el espinoso asunto sobre la mesa. ¿Con qué dinero se van a aprovechar los días sin IVA si postergan la prima de medio año? Mantenerla es una forma tradicional de reactivar el consumo.

No hay mucha coherencia en pedir ayuda fiscal para salvar empresas y mantener el empleo de millones de colombianos y bajo la mesa aprovechar el momento para pedir que la prima legal sea eliminada o postergada. Hoy más que nunca -en medio de la crisis sanitaria y laboral- los asalariados necesitan un dinero extra que no es subsidio, sino parte de su contrato laboral.

La discusión es casi la misma que tienen algunos empresarios con los banqueros: “que no trasmiten el dinero barato a los cuenta-habientes”; en este caso es que el empleador no trasmite las ayudas que reciben por parte del Gobierno a sus empleados y muchos disponen de las ayudas para ponerse al día con los bancos. Es un tiempo de grandeza y de aceptar una nueva normalidad en donde la responsabilidad y coherencia deben ir más allá de las ayudas mediáticas.

Con audacias como estas es que los gremios de la producción difuminan su papel en la economía y ponen en tela de juicio el verdadero rol del empresario que ha demostrado ser el pilar de la economía, el único generador de empleo formal y el contribuyente por antonomasia. Estamos seguros de que ningún empresario está de acuerdo en polemizar por la prima de medio año en estos momentos de solidaridad.

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 24/10/2020 Costos del millón de contagios y 30.000 muertos

Las cifras oficiales que ha alcanzado el covid-19 en Colombia son escalofriantes y lo peor es que aún no se ha llegado al final de una situación inédita con costos insospechados

Editorial 23/10/2020 Hay que aceptar la nueva realidad

La última Encuesta de Opinión Industrial de la Andi dice que la caída en la demanda inquieta más a los empresarios que el mismo virus, está claro que debemos aceptar la nueva realidad

Editorial 22/10/2020 Los coletazos de la gran batalla contra Google

La demanda a Google por monopolizar los mercados de publicidad y búsquedas en internet será un caso que impactará el futuro de los negocios en basados en internet

MÁS EDITORIAL