.
EDITORIAL

La paz y la economía van juntas de la mano

jueves, 21 de julio de 2016
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Más allá de los trámites legislativos y  acuerdos entre el Gobierno y la guerrilla, la paz es un asunto que solo se sella en lo económico 

Luego del aval contundente de la Corte Constitucional, con toda lógica la atención de los distintos actores políticos, económicos y sociales del país se concentrará ahora en el trámite del plebiscito que ratifique los acuerdos de La Habana. Sin desconocer para nada la trascendencia del tema, la economía es el asunto al que le debe poner la mayor atención no solo porque influye en variables que determinan el bienestar y ánimo de la gente sino porque de su funcionamiento depende en buena parte la generación de los recursos para atender los requerimientos de la nueva etapa que se supone tendrá Colombia hacia el futuro. Bajo esa óptica, es clave hacer un monitoreo permanente, responsable y serio, a los indicadores de corto plazo por quienes están encargados del asunto en el gobierno, los expertos y dirigentes gremiales.

La última encuesta de Fedesarrollo muestra a junio una recuperación de la confianza de los consumidores, lo cual es muy importante, aunque se mantiene todavía negativa en las cifras agregadas, pero lo que más debe buscar mejorarse son las expectativas negativas que siguen cayendo mes a mes, lo cual puede empeorar más por efecto de la alta inflación, las mayores tasas de interés y el impacto del paro camionero.

En el campo productivo, hay tres sectores que miden lo que está pasando en la economía de corto plazo: el comercio al detal, la manufactura y las cifras de construcción y aunque ciertamente el registro de un mes no puede ser considerado como una tendencia, sí alerta sobre posibles ocurrencias.

En mayo las ventas del sector comercio cayeron 0,5% de acuerdo con el Dane y no fue meramente por efecto de la venta de carros, sino que pese a ser un mes de alto consumo por la celebración del Día de la Madre, bajaron las ventas de productos como electrodomésticos, muebles para hogar y equipos de informática, productos de aseo, cosméticos y perfumería, entre otros. Solo se nota que les fue bien a ferreterías y pinturas, medicamentos y repuestos para carros.

La situación de la industria manufacturera es mejor que en el pasado, pero las cifras no dan para la euforia. El crecimiento en mayo fue de 4,5%, pero de ese dato Reficar aporta 3,9%, con lo que el resto de la industria solo creció solo 0,6% y aunque hay sectores que se desempeñan bien, otros importantes como refinación de azúcar, cacao, chocolate y confitería, cueros, aceites y grasas, sustancias químicas básicas, hierro y acero presentan cifras negativas.

Y en la construcción, hay una variedad de indicadores que se deben saber medir, pues las licencias no es el mejor parámetro por cuanto tienen un desfase en el tiempo, en tanto que los despachos de cemento si miden la demanda real que está teniendo de la materia prima. En mayo hubo una caída de 5% en esos despachos. En ese orden, la vigilancia permanente de esos y otros indicadores debe ser tarea de quienes manejan la economía.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 21/06/2024 Otro aire para las industrias creativas

Sin planearlo, Medellín apareció en la órbita musical, la culinaria marca el mapa en todas las ciudades y el fútbol es una industria pujante que entretiene y mueve la economía

Editorial 20/06/2024 Los días sin IVA en medio del bajo recaudo

A un paso de convertirse en ley están los días sin IVA, en los que los comerciantes venden más de $10 billones, al tiempo que el Gobierno les cede unos $1,5 billones en necesarios impuestos

Editorial 19/06/2024 Una reforma laboral sin tocar la informalidad

Vuelve y juega una reforma laboral que avanza sin tocar la informalidad, no hay incentivos para que trabajadores y empresarios disminuyan la precariedad