.
EDITORIAL

Hay temor a una recesión en la economía global

jueves, 15 de agosto de 2019

No soplan buenos vientos para el comercio, al tiempo que crece el temor por una recesión global, lo que se convierte en un frente oscuro para la economía doméstica

Editorial

Justo cuando el Gobierno Nacional daba un parte de franca recuperación económica en casi todos los frentes -a un año de mandato- sobrevino a la economía una fuerte devaluación que supera 20% y coloca al peso colombiano entre las dos o tres monedas más devaluadas de los mercados emergentes. Esa situación no prevista y que obedece en su totalidad a factores externos no beneficia al país, por el contrario abre nuevas ventanas de problemas como es el costo de las importaciones y el impacto que estas tienen en la canasta familiar. Y como si eso fuera poco, los últimos días no han sido nada buenos para las bolsas internacionales que se han visto afectadas por un temor global hacia el advenimiento de una recesión al cierre de este 2019. La guerra arancelaria entre China y Estados Unidos, las protestas sociales crecientes en Hong Kong que han mantenido el principal aeropuerto de la región cerrado por varias jornadas y la resurrección del peronismo en Argentina, se han convertido en grandes nubarrones que se posan sobre la economía global y le pasan la cuenta de cobro al comercio y a las inversiones en los mercados secundarios.

Los principales índices de las bolsas de valores en todos los continentes han caído durante las dos últimas semanas anclados por la variación negativa de los bonos de Estados Unidos que asumen los débiles datos económicos en Alemania y China. Agencias como Reuters y Bloomberg concluyen que “los rendimientos de los bonos del Tesoro de EE.UU. a dos años superaron a los papeles a 10 años por primera vez desde 2007 (...) una situación que en general se considera un indicio de recesión. A lo que se suma la caída de las exportaciones de Alemania en el segundo trimestre, mientras que el crecimiento de la producción industrial china de julio fue el más bajo en 17 años, lo que volvió a centrar la atención en la guerra comercial entre Estados Unidos y China y su impacto en el crecimiento mundial”. La decisión de Estados Unidos de retrasar la imposición de aranceles en ciertos productos hechos en China, ha sido un buen gesto, pero insuficiente para generar mayor confianza.

El primer semestre ya se terminó y en pocas horas se conocerá el crecimiento de la economía entre abril y junio, un porcentaje que no será muy superior a 3%, cifra que es “muy buena” si se compara con el entorno regional, pero insuficiente para generar el empleo formal que el país necesita. Si se tiene en cuenta que durante el primer trimestre -enero y marzo- la economía doméstica creció 2,8% y que el último dato esté por esos lados, le queda muy difícil al país económico crecer a tasas cercanas de 4% en los dos trimestres que faltan para lograr el 3,6% prometido en el Marco Fiscal de Mediano Plazo. Pero no es por problema de manejo local de lo macroeconómico, es por el contexto internacional que se ha enrarecido rápidamente este año. Al comienzo se creía que lo único adverso para la economía este año sería la migración de venezolanos a Colombia, tasados en unos dos millones al cerrar este año, factor por el cual se movió la regla fiscal y se midió con 1,5% del PIB el impacto de este fenómeno sobre el crecimiento, pero nunca se vio que tarde o temprano la guerra arancelaria le pegaría al peso, ni mucho menos que una sombra de pesimismo se asentaría sobre los mercados emergentes de América Latino por el inminente regreso del populismo a la región por Argentina.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 15/06/2024 Paños de agua tibia contra un gran problema

El Ministerio de Hacienda presentó el marco Fiscal de Mediano plazo, cuentas que no son alegres, pero que tampoco aportan una luz al final del túnel de crecimiento mediocre

Editorial 14/06/2024 Renace el miedo a la devaluación precipitada

El peso es la moneda más devaluada en junio con 6,77%, una situación que no se veía desde diciembre del año paso, lo que dispara las alertas por los efectos en la inflación

Editorial 13/06/2024 El problema de que los precios no bajen más

Así la inflación de mayo sea menor a la del mismo mes del año anterior, no es un buen dato que entre el cuarto y el quinto mes corridos la baja de los precios se haya estancado