miércoles, 4 de octubre de 2017

El informe del Banco de la República al Congreso es una suerte del estado de la economía, en su última sesión se siembran dudas sobre el futuro

EditorialLR

El Banco de la República es una institución de carácter independiente por naturaleza constitucional que debe informar dos veces al año al Congreso sobre el estado de la economía; un acto que es más bien de carácter informativo que explicativo; una suerte de cómo va el país desde los ojos de la banca central y siempre se ha convertido en un faro al cual mirar en momentos de fuerte incertidumbre como son los días que se avecinan de trepidantes movidas electorales, que de una u otra manera tocarán las políticas monetarias de la banca central en el corto plazo, pues a los codirectores miembros de la junta los nombra el presidente de turno por periodos de cuatro años con derecho a la reelección. En pocas palabras el meridiano político sí tiene que ver mucho con el Banco de la República, pues se nutre de codirectores que son cuotas políticas, pero con un acento técnico bien ganado y reconocido internacionalmente; ahora bien, el Emisor colombiano ha logrado formar una tecnocracia interna que ha funcionado y ha puesto varios codirectores desde 1991, quienes bien han preservado la independencia y afianzado la naturaleza técnica de sus decisiones. ¡Qué peligro que esto no fuera así!

En el informe se plantea que la economía continúa en el proceso de ajuste macroeconómico. “La primera variable que cabe resaltar es la inflación de precios al consumidor, la cual ha mantenido una tendencia decreciente a partir de julio de 2016, cuando alcanzó un pico de 8,97% anual. Dicha tendencia continuó en junio pasado, al mostrar un registro de 3,99%. La progresiva disminución de la tasa de inflación ha obedecido, en parte, al desvanecimiento de los choques de oferta transitorios, como el fenómeno de El Niño, el paro camionero y la depreciación del peso, que en su momento crearon una fuerte presión al alza sobre el nivel de precios”. Dice también el Emisor que el aumento de los impuestos indirectos y la indexación de precios y salarios, generaron nuevas presiones alcistas a comienzos de 2017. Sobre la política de tasas dice que entre agosto de 2015 y julio de 2016 la tasa de interés de referencia se incrementó de 4,50% a 7,75%. Al comienzo del último trimestre del año las tasas están en 5,25%, cifra que sigue siendo muy alta.

Esta reducción busca estimular la actividad económica, pero consciente de que la inflación aún se sitúa por encima de la meta de 3%. Los nubarrones a los ojos de los codirectores vienen de los créditos de consumo e hipotecarios que al primer semestre mostraban incrementos de 13% anual. “El menor crecimiento de la cartera comercial se debe al entorno de desaceleración económica, que incide negativamente en la demanda de crédito, a pesar de que sus tasas de interés son las que más han respondido a los recortes de la tasa de interés”.

El informe al Congreso analiza algunas medidas de riesgo del sistema financiero, en particular hace seguimiento a los indicadores de calidad por riesgo y por mora de la cartera de los establecimientos de crédito. “Los riesgos de liquidez; y los que se derivan del portafolio de TES. En cuanto a los indicadores de calidad, entre abril de 2016 y el mismo mes de 2017 se registraron incrementos superiores a 30% de la cartera riesgosa y de la cartera vencida, lo que al aumentar su participación en la cartera total deterioró ambos indicadores. Esto fue una consecuencia esperable de la desaceleración económica y de choques puntuales a ciertas empresas, lo que afectó la morosidad de la cartera comercial”.

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 24/10/2020 Costos del millón de contagios y 30.000 muertos

Las cifras oficiales que ha alcanzado el covid-19 en Colombia son escalofriantes y lo peor es que aún no se ha llegado al final de una situación inédita con costos insospechados

Editorial 23/10/2020 Hay que aceptar la nueva realidad

La última Encuesta de Opinión Industrial de la Andi dice que la caída en la demanda inquieta más a los empresarios que el mismo virus, está claro que debemos aceptar la nueva realidad

Editorial 22/10/2020 Los coletazos de la gran batalla contra Google

La demanda a Google por monopolizar los mercados de publicidad y búsquedas en internet será un caso que impactará el futuro de los negocios en basados en internet

MÁS EDITORIAL