.
EDITORIAL

Hacia una Federación más autónoma y moderna

martes, 21 de julio de 2015
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Hoy es un día clave para el futuro de la Federación de Cafeteros, se escoge la terna para elegir al gerente que debe refundar un negocio privado

Con la escogencia de una terna que deberá conocerse esta semana, de la cual saldrá el nombre de quien dirigirá los asuntos del gremio cafetero en los próximos años, se inicia una nueva etapa que tendrá como objetivo la recuperación de la institución sectorial, clave en la economía nacional por su importancia productiva y social. Mucho es lo que se ha discutido acerca del tema y en particular en la necesidad de tener una Federación de Cafeteros moderna, innovadora, eficiente y ágil en sus procesos que impulse a la actividad en una forma sostenible para bien de las más de 500.000 familias asentadas en cerca de 600 municipios que directa o indirectamente dependen de la caficultura.

Sin embargo, hay que tener en cuenta varios elementos en este proceso, el primero de los cuales es que la actividad cafetera es un negocio privado que debe entenderse en esos términos y por lo tanto las decisiones deben ser tomadas por el gremio, y el Gobierno evitar cualquier intromisión en el tema. En otras palabras, el nombre del presidente del gremio debe ser resultado de una decisión autónoma e independiente de los comités departamentales y los resultados de la gestión un asunto meramente de evaluación gremial.

Sin duda alguna, el Gobierno de turno debe apoyar a los cafeteros a través de los mecanismos establecidos en la misma política económica y en el plan de desarrollo, pero teniendo en cuenta las condiciones fiscales que impiden dar gabelas excepcionales que resulten injustas frente a otras actividades. En ese orden, tanto el ministro de Hacienda como el de Agricultura han pedido comprensión a los cafeteros pues no resulta sostenible para las finanzas públicas mantener un subsidio como el PIC. Es el mismo gremio el que debe liderar las propuestas para que la actividad sea rentable y que el expediente fiscal sea la última instancia. Hoy por ejemplo, que la tasa de cambio ha alcanzado niveles superiores a 40% en los últimos doce meses, podrá pensarse en el ahorro de una parte del ingreso en pesos para atender un futuro de vacas flacas. Solo con herramientas innovadoras como esa podría sostenerse el esquema de garantía de compra de la cosecha que ha mostrado sus bondades a través del tiempo y que es ejemplo para otros países.

Otro punto en el que la industria cafetera requiere una transformación tiene que ver con el mejoramiento de las técnicas de producción para ganar productividad y a la par prevenir los inconvenientes fitosanitarios y el cambio climático. Es fundamental que el gremio promueva metodologías serias para la investigación en esos campos y que solo con ese fundamento reciba el apoyo estatal.

A finales del siglo pasado, las exportaciones cafeteras representaban 90% de los ingresos del país y en esos términos se hablaba de que “Colombia es café o no es”. Hoy solo alcanzan a 4% del total de ventas al exterior, sin duda cifra importante, pero en unas condiciones muy distintas al pasado.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 25/04/2024 La pensional, a “marchas” forzadas

La bulla o la magnitud de las marchas del pasado domingo no hicieron cambiar de parecer a los senadores que empujaron la pensional a sus últimos debates en la Cámara

Editorial 24/04/2024 Un ministro que no ejecuta no sirve para nada

Es la peor ejecución del Presupuesto en los últimos tres años, un problema en el que el Presidente es el máximo responsable por no poner indicadores de gestión para los ministros

Editorial 23/04/2024 Hay que apurar los proyectos energéticos

El Gobierno Nacional no se puede quedar en el diagnóstico de la crisis energética actual, debe solucionar el problema con proyectos de generación, de transmisión y exploración