.
EDITORIAL

Es el momento más peligroso en varias décadas

martes, 17 de octubre de 2023

Los que más crecerán en el mundo

Foto: Gráfico LR

Dos guerras en desarrollo (Ucrania e Israel) se ciernen en el mundo abriendo un tren de conflictos regionales que pueden escalar y llevar al mundo a una situación caótica

Editorial

Jamie Dimon, director ejecutivo de JPMorgan, dijo que “este puede ser el momento más peligroso que el mundo haya visto en décadas (...) La guerra en Ucrania, agravada por los ataques de la semana pasada contra Israel, puede tener impactos de gran alcance en los mercados de energía y alimentos, el comercio global y las relaciones geopolíticas”.

Nadie tenía previsto que la postpandemia traería ese par de conflictos que hacen retroceder al mundo a tiempos de la Guerra Fría o los días de la crisis petrolera de 1973. Justamente hace 50 años, Israel tuvo que enfrentar la guerra de Yom Kipur o la llamada, guerra de octubre, un conflicto árabe-israelí librado por la coalición de países árabes contra Israel desde el 6 al 25 de octubre de 1973.

Por esos días también se presentó, como consecuencia del conflicto, la crisis del petróleo que comenzó el 16 de octubre cuando la Organización de Países Árabes Exportadores de Petróleo, Opep, que agrupaba a los países árabes miembros, decidió reducir la producción y elevar el precio del petróleo, generando escasez y afectando la economía mundial, con graves consecuencias como más inflación, estancamiento económico, desaceleración y un cambio en las políticas energéticas para reducir la dependencia del petróleo en muchos países.

La inflación en el mundo, derivada de la pandemia, aún no ha sido derrotada, máxime si miramos el caso local en donde Colombia no ha podido reducir la variación de precios a un dígito. Tal como hace 50 años, con el Yon Kipur y la crisis del petróleo, aún la economía baila al ritmo del brent y el WTI; desde la crisis israelí los precios se han disparado y los pronósticos es que regresen a US$100 por barril, lo que afectaría nuevamente el precio de los fertilizantes, el transporte, y lo que no es menor, retardaría los ciclos de transición energética en que se han metido los países.

Con un petróleo por las nubes, los países productores -como Colombia- no tendrán mayores incentivos estratégicos para dejar de exportarlo. Lo que se ve por estos días es que los bonos del tesoro estadounidenses están subiendo, son el refugio de los inversionistas quienes los siguen viendo como activos seguros ante los indicios de que Israel se está preparando para un conflicto de larga duración.

El brent sube a un ritmo semanal de 3% y registra el mayor repunte desde abril por el temor a que la guerra entre Israel y Hamás desestabilice la región y reduzca el suministro mundial. Según Bloomberg Economics, un recrudecimiento de la guerra atraería a Irán y podría situar el crudo en US$150 el barril y recortar en torno a US$1 billón la producción económica mundial. Mientras tanto, la perspectiva de unos tipos de interés estadounidenses más altos durante más tiempo también pesó en el apetito por el riesgo.

Claramente, una realidad difícil justo en un momento en que al mundo lo superaba la destrucción que dejó el covid. Sin duda alguna, es uno de los momentos más peligrosos durante las últimas décadas, pero lo curioso es que se repitan las mismas circunstancias de hace medio siglo: una Rusia envalentonada tratando de consolidar sus puertos en occidente y un Israel que no ha logrado solucionar el problema con los palestinos, con quienes comparte territorio, conflicto que ha sido un polvorín de cuando en cuando sin solución a la vista; estas externalidades se sentirán en la economía colombiana, para bien o para mal.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 30/05/2024 Las claves para un paquete de reactivación

El nuevo ministro debe presentar un plan de reactivación que desarrolle la misión de su cartera: más industria, comercio y turismo, hacer lo que corresponde en un mal momento

Editorial 29/05/2024 ¿Qué va a pasar con el sistema de salud?

El retiro voluntario de Sura y Compensar, más la intervención de Sanitas por parte del Gobierno, configura la reinvención del sistema de salud, sin propuestas a la vista

Editorial 28/05/2024 Al país político le están poniendo la agenda

Ahora resulta -se empieza a percibir- que la gran necesidad de Colombia es una constituyente o un referendo, idea instalada por adoradores del poder y el dinero público