.
EDITORIAL En términos de competitividad no avanzamos
jueves, 22 de mayo de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

El país económico sigue frenado en términos de competitividad en los indicadores globales, Colombia cayó tres puestos.

¿Por qué si los llamados ‘indicadores duros’ de la economía colombiana son de los mejores de la región, en términos de competitividad el país no avanza y por el contrario sigue cediendo puestos frente a países que antes estaban más atrás como es el caso de Perú? La respuesta de la pregunta es clara y concisa: porque la palabra “competitividad” sigue siendo un comodín en todos los discursos y presentaciones empresariales y gremiales de burócratas que no han podido afectar las culturas institucionales de los sectores público y privado. No somos competitivos porque los encargados de promover esta ‘cultura social’ no han logrado nada y no dan resultados. Es duro decirlo, pero solo son buenos haciendo presentaciones de Power Point -o ahora de Prezi- donde muestran ideas y diagnósticos que nunca llegan a ejecutar y que no impactan en ninguna parte.

Es una pena que los buenos resultados económicos no se reflejen en los rankings internacionales de competitividad. Lo más triste es que además de los lastres históricos que aún no se han podido superar como el retraso en infraestructura, educación e igualdad, ahora la percepción de los empresarios y la confianza en las instituciones le están pasando la factura al desempeño general. Colombia perdió tres puestos en la medición del Anuario de Competitividad Mundial del Institute Management Development (IMD), al pasar del lugar 48 que registró en 2013, al 51 de este año. En términos de desempeño económico, se pasó del puesto 37 al 40, a pesar de ser el sexto país con la mejor tasa de crecimiento a nivel mundial el año pasado (4,3%).

Los ítems con los peores resultados son los de percepción; en especial el que tuvo el mayor deterioro fue el de riesgo de inestabilidad política, en el que el país está en el puesto 50. Le siguen la seguridad personal y de la propiedad privada y la igualdad de oportunidades. La mala imagen entre los ejecutivos consultados se debe a la falta de confianza que estos tienen en sus instituciones políticas y económicas, lo cual es un síntoma de inestabilidad y riesgo. La igualdad sigue siendo una asignatura pendiente, pues Colombia está en el puesto 58 entre 60 economía y en eficiencia de los negocios, el país descendió cuatro puestos y en infraestructura solo supera a India, Venezuela y Filipinas. 

El país enfrenta problemas graves como son la calidad de sus infraestructuras tanto las básicas, como carreteras, como las intangibles, en educación, salud y tecnología. En segundo lugar, está el marco social débil y en tercer lugar, la baja productividad laboral. Ad portas de una nueva elección presidencial, este informe de competitividad debe ser tenido en cuenta por los candidatos para plantear su plan de desarrollo y verdaderamente empezar a avanzar.

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 27/07/2021 Su nombre lo dice "planeación nacional"

Para los seguidores de los asuntos económicos el Departamento Nacional de Planeación es un ministerio más, pero para los técnicos debe ser la entidad que planee la Colombia del futuro

Editorial 26/07/2021 El rumbo de la economía al final del séptimo mes

La cara del año empieza a cambiar y hay razones para ser más optimistas que en los siete meses anteriores a agosto, la vacunación siembra esperanza de la normalidad deseada

Editorial 24/07/2021 Debe haber unos cargos técnicos y otros políticos

Codirectores del Emisor, superintendentes y directores de entidades deben tener orígenes más académicos y técnicos que políticos, si de verdad se quiere hacer eficiente a Gobierno

MÁS EDITORIAL