.
EDITORIAL

El impacto de las lluvias que se vienen

sábado, 20 de agosto de 2022

El Ideam espera temporada de lluvias atípica y superior a los promedios normales, por lo que la economía debe prepararse para una situación extrema que puede profundizar problemas

Editorial

El presidente, Gustavo Petro, en tres oportunidades desde su reciente posesión ha mencionado que espera un cierre de año pasado por agua, basado en que el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, Ideam, viene advirtiendo desde comienzos del año sobre una eventual y atípica temporada de lluvias entre septiembre y enero, muy superior a los promedios.

Aún está en la memoria reciente, el duro invierno que padeció el país durante 2010 y que ocasionó gran destrucción como consecuencia del fenómeno de La Niña, situación que se repite cada tres o cuatro años con desiguales intensidades. Predecir lluvias en el trópico es una tarea compleja que se ha ido perfeccionando con el paso de los años gracias a las nuevas tecnologías satelitales y cada vez es más preciso pronosticar qué va a pasar dentro de las escalas de la variabilidad climática de las fases fría (La Niña) y cálida (El Niño); ambas situaciones generan emergencias, unas asociadas a inundaciones, crecientes súbitas y deslizamientos de tierra, y la cálida, por sequías, embalses bajos, malas cosechas, costosa generación de energía, etc.

Por ahora, el efecto de La Niña llegará con precipitaciones y disminución de las temperaturas en las regiones Andina, Caribe y Pacífica, lo que acarreará problemas económicos vía producción de alimentos, siembras, cosechas y transporte, lo que seguramente afectará los precios y seguirá presionando los costos al alza. En los países tropicales, la variación de los precios de la canasta familiar está muy vinculada a lo que sucede con el clima; si se hace un cruce de datos de las temporadas climáticas y el comportamiento de la inflación se puede ver que tienen una relación muy ligada; dicho de otra manera: lluvias o sequías acentuadas no vienen solas, siempre traen precios altos, una asimetría en la producción de alimentos que las distintas administraciones no han podido arreglar, desde las administraciones locales, regionales y nacional. Es inexplicable que los distintos gobiernos, conscientes de la situación no elaboren planes estratégicos para aminorar el impacto del clima en la economía familiar y el costo de la canasta familiar.

El problema global del calentamiento está sobre diagnosticado por todos los actores: gobiernos, empresas, personas; los gobernantes hablan del asunto todos lo días, pero pocos tienen un plan maestro para que esta irreversible situación no perjudique a sus sociedades. Colombia está en mora de pasar de los diagnósticos a los hechos precisos y constructivos, como es aprovechar los problemas inevitables para convertirlos en oportunidades; un camino es construir el primer sistema de distritos de riego, para que en tiempos de La Niña pueda ahorrar agua y usarla en periodos de sequía. Los colombianos deben administrar mejor sus situaciones climáticas dependientes de verdaderas externalidades, no pueden pasarse medio año quejándose de la sequía y el otro 50% del tiempo de las lluvias. Más allá de hablar de la transición energética y del fin de los combustibles fósiles, es un imperativo estudiar el clima, entender el comportamiento en las distintas regiones y lograr que el manejo de los vientos, el sol y las lluvias puede ser una gran oportunidad para estabilizar las producción de alimentos, que dicho sea de paso están imbricados con el clima y la logística de transporte.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 28/05/2024 Al país político le están poniendo la agenda

Ahora resulta -se empieza a percibir- que la gran necesidad de Colombia es una constituyente o un referendo, idea instalada por adoradores del poder y el dinero público

Editorial 27/05/2024 Palabras necias y muy tóxicas para la economía

Ningún funcionario del Gobierno debe usar ciertas palabras que tienen repercusiones en los mercados, hablar de cesación de pagos y emergencia económica son temas pesados

Editorial 25/05/2024 En lo pensional hay que mejorar lo aprobado

En economía y negocios no se puede “llorar sobre leche derramada”, hay que reaccionar y aprovechar las situaciones atípicas para mejorarlas, eso pasa con la reforma pensional