.
EDITORIAL

El Ecuador de Correa en tiempos de la visita papal

sábado, 4 de julio de 2015
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

La situación política y económica en Ecuador no es fácil y las tensiones pueden echar para atrás los avances logrados en la última década.

A pocas horas de la visita del Papa Francisco a tres países de América Latina, que se inicia en Ecuador, se mantienen las protestas contra el presidente Rafael Correa, las cuales ya trascienden el descontento por un asunto puntual de modificación a los impuestos a las herencias y plusvalía y han adquirido carácter político al sumarse grupos de oposición que comienzan a pedir su renuncia. Con la visita del máximo jerarca católico se espera que haya un mensaje de unidad que calmen los ánimos.

Correa desistió de los cambios en los tributos y ha llamado a un diálogo para encontrar soluciones a los distintos problemas, lo cual hay que destacar, pues el estilo presidencial no ha sido precisamente el de las buenas maneras, sino de una confrontación permanente y amenazas contra los medios de comunicación que no se alinean a las pretensiones oficiales. Es de esperar que el gesto de ahora sea real y tenga como objetivo no solo conjurar las protestas sino adelantar un verdadero ejercicio de comunicación con el pueblo que lo eligió.

En buena parte por el estilo oficial, la polarización política ha ido creciendo, aunque hay otros factores que la estimulan. De un lado, organismos de inteligencia han denunciado un plan para desestabilizar al gobierno y de otro lado alrededor del Ejecutivo se ha formado el Frente Unidos que congrega organizaciones sociales afines al correísmo dispuestas a enfrentarse a los supuestos golpistas.

Ecuador ha sido un país en el que la protesta es un factor muy importante, en particular nacida en los indígenas, que luego es utilizada por grupos políticos para afectar la democracia. Esto le la dado una inestabilidad política grande, expresada en la increíble cifra de mandatarios que han pasado en los dos últimos siglos, casi uno por año.

La llegada de Correa al poder en 2007 cambió esa imagen, pero además fue determinante en la recuperación de la autoestima de los ecuatorianos, muy venida a menos en las últimas décadas. Hay que reconocer que hoy es un país distinto, más abierto al mundo y con un mejoramiento sustancial en la condición de vida de sus habitantes, especialmente de los más pobres. Los progresos en áreas sociales como la salud y educación son destacados, así como la recuperación de la agricultura y la infraestructura que han interconectado ciudades con las poblaciones.

Las características de la crisis en Venezuela son muy distintas a las de Ecuador, comenzando por la situación económica, pues es claro que en el vecino el progreso es notorio, sin que se pueda afirmar que no queda mucho por hacer, pero la polarización no puede alcanzar el punto de no retorno que ha adquirido en Venezuela. La conciencia de la clase dirigente es clave para que ello no ocurra, al igual que la voluntad del gobierno con el diálogo y la concertación.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 22/05/2024 Los momentos más críticos del cambio pensional

El Emisor ve viable administrar el gran fondo de las pensiones, pero aclara que no se pisará funciones con Colpensiones, como pagar mesadas o atender a los pensionados

Editorial 21/05/2024 Lo que haremos mañana será más importante

Informamos con calidad, precisión y sin sesgos sobre los temas económicos de Colombia y el mundo, cultivamos ese oficio desde hace 70 años, nuestro crecimiento nos obliga a mejorar

Editorial 20/05/2024 La verdadera crisis de los profesores

Los maestros andan por estos días en pie de lucha contra la Fiduprevisora, entidad a cargo de su sistema de salud, durante un Gobierno que les ha dado toda clase de privilegios