.
EDITORIAL El dólar caro viene del vecindario
domingo, 26 de enero de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Hay razones para creer que la divisa estará pegada a los $2.000. Soplan vientos de nerviosismo cambiario en la región.

Todo parece indicar que atrás quedaron los días de hacer fuerza para que el llamado ‘dólar Cárdenas’ cuajara en la economía por encima de los $1.950, dándole respiro o tranquilidad a los exportadores quienes necesitan una tasa de cambio atractiva que les permita aprovechar los beneficios del libre comercio con países de alto potencial de compra de bienes y servicios producidos en nuestro territorio. Este 2014, que ya casi completa los primeros 30 días, arrancó con una fuerte presión revaluacionista del dólar que seguramente coqueteará con los $2.000, al menos por las siguientes dos semanas.

Varios factores han incidido para que la revaluación del peso llegue a su final, al menos por el momento. El primer factor tiene que ver con la intervención permanente del Banco de la República con la millonaria compra diaria de unos US$30 millones para mantener a raya el dólar. El segundo es la nueva línea en la Reserva Federal de Estados Unidos que desde su cambio de cabeza decidió comenzar la retirada progresiva del agresivo programa de estímulo económico. No olvidemos que Janet Yellen decidió reducir de US$85.000 millones a US$75.000 millones el ritmo de compras mensuales de bonos, dando así inicio a la salida del estímulo monetario sin precedentes que ha venido aplicando la Fed desde el estallido de la crisis financiera de 2008. Seguramente, en la próxima reunión se reducirá a US$65.000 millones, una decisión que ya está copiando el mercado.

Otro factor, el tercero, es la situación en los mercados emergentes. Al final de la semana pasada, los inversionistas se deshicieron de divisas de mercados similares al colombiano, a los ojos de los expertos del Wall Street Journal, “luego de que datos económicos débiles de China intensificaron las preocupaciones sobre la capacidad del mundo en desarrollo de capear el retiro de las políticas de relajación monetaria de Estados Unidos (...) una de las monedas más golpeadas fue el peso argentino, que en su punto más bajo cayó casi 20% frente al dólar. El rand sudafricano, la lira turca, el real brasileño y el rublo ruso también se desplomaron”.

Venezuela no fue la excepción, y al igual que Argentina, comenzó una devaluación a cuenta gotas para evitar la situación que sopla de los mercados externos. Recordemos que en los dos países hay una pronunciada ausencia de un banco central en los mercados cambiarios. Caracas y Buenos Aires gastan miles de millones de dólares de sus reservas internacionales en mantener estables sus monedas. Por fortuna en Colombia el Banco de la República ha sido juicioso en la aplicación de las herramientas monetarias y el Gobierno Central no ha intentado meterse con su independencia.

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 23/07/2021 La variante Delta asusta, pero todo es distinto

La recuperación económica en los países desarrollados se ha ralentizado por el miedo a la variante delta, que no se puede despreciar, pero ahora hay preparación ante el covid

Editorial 22/07/2021 La carrera por el “cosmos empresarial”

En pocos días, Richard Brandson y Jeff Bezos revivieron una inédita carrera espacial, pero esta vez no son los gobiernos quienes están en franca competencia, sino las grandes empresas

Editorial 21/07/2021 El articulito que acabaría con más tributarias

La punta de lanza de la reforma tributaria solidaria es la lucha contra la evasión. la cárcel para los evasores tiene muchos detractores, pero sería la solución final

MÁS EDITORIAL