.
EDITORIAL Eficiencia en las vacunas, porque falta otra dosis
martes, 9 de marzo de 2021

El problema para Colombia no es que la vacunación vaya muy lenta, sino que aún falta la segunda dosis y el tiempo pasa para que todo empiece a reactivarse en lo económico

Editorial

El Gobierno Nacional no puede negar que la vacunación está aún muy lejos de alcanzar la velocidad de crucero que debería haber logrado para la primera quincena de marzo. Son varios los motivos que explican por qué al país le cogió la noche en la vacunación, con las consecuencias en vidas y contagios, eso sin cobrar la factura que la situación le pasa a la economía. La responsabilidad recae sobre el Ministerio de Salud que ha querido monopolizar y concentrar todas las decisiones gerenciales, sacando a codazo limpio al sector productivo en la negociación y compra de vacunas; también la baja eficacia y ritmo de aplicación en los entes territoriales, que han sido inferiores al reto de aplicar con prontitud las pocas vacunas que están llegando a cuenta gotas.

Por supuesto, está el chivo expiatorio que recorre Europa y una buena parte de Asia de que las grandes farmacéuticas se quedaron cortas en la fabricación de vacunas y que han incumplido las entregas; algunos dicen que han privilegiado a unos países sobre otros. Esta última hipótesis puede tener asidero, pero se cae cuando hay países muy exitosos en su vacunación, léase el caso de Israel y Chile, eso sin mencionar Estados Unidos, que está vacunando masivamente con apoyo del sector privado. La enseñanza empresarial que nos deja la compra y aplicación de las vacunas en Colombia es que más que una política pública bien sustentada, solidaria y responsable (en apariencia) de que el monopolio de las decisiones estuviera concentrada en la cartera del ramo, es que no solo era saber comprar, los tiempos de entrega y logística, sino gerenciamiento de una operación empresarial sin precedentes. Gran parte del éxito chileno e israelita se debe a que no se esperanzaron en el solidario mecanismo Covax, en el que se concentró Colombia, sino en pulir sus destrezas empresariales y en comercio internacional.

Chile fue directo sin perder tiempo a negociar con su primer socio comercial, China, para que los pusiera de primeros en la fila latinoamericana, mientras que Israel acudió a su “red social empresarial” en todo el mundo desarrollado para estar de primeros en las compras. La gran enseñanza para Colombia es simple: no todo es política pública per se, ni todas las decisiones comerciales deben hacerse con el rabillo del ojo electoral; hay grandeza empresarial en momentos como este, enfocada en la responsabilidad social y en el valor compartido. Aún falta tener la certeza de cuándo llegará la segunda dosis de las vacunas adquiridas, una pregunta necia pues aún no se ha vacunado ni a un millón de personas, pero ya hay que hacerla porque ese es el nuevo listón a saltar ¿qué porcentaje de la población tiene las dos dosis? ¿cuándo dejarán actuar a las empresas? ¿en qué momento las alcaldías y gobernaciones pudientes podrán hacerse cargo de su población comprando ellas mismas las dosis? Son muchos los cuestionamientos del proceso colombiano que deja mucho que desear en un momento en que las comparaciones son odiosas; en Chile el éxito les ha dado hasta para regalarle vacuna a Ecuador mostrando liderazgo regional. Entre tanto, el mejoramiento de la economía que está por llegar, vendrá de la mano de los altos precios del petróleo que ronda los US$70 el barril, no necesariamente por la reactivación del consumo, el turismo o la deseada normalidad corriente.

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 21/04/2021 ¿Se desmorona la revolución en el fútbol global?

“Los dueños de los clubes de fútbol más famosos de Europa, no solo son magnates de negocios nacionales, sino ricos globales, están llevando esa visión a otro nivel”

Editorial 20/04/2021 Nadie duda del “qué”, lo difícil es el “cuánto”

Ningún colombiano sensato pone en duda la necesidad de más recursos que le permitan pagar obligaciones y seguir ayudando a los necesitados, el punto es cómo y cuánto

Editorial 19/04/2021 La Caja de Pandora de las pensiones

Hacer contribuir a las pensiones de más de $7 millones al mes es destapar otro problema pendiente, la reforma pensional, que obliga a pensar en la crisis del ahorro de las familias

MÁS EDITORIAL